Que de Series Peliculas Adi√≥s, mi reina (2012) rese√Īa de la pel√≠cula

Adi√≥s, mi reina (2012) rese√Īa de la pel√≠cula

Esta ma√Īana parece inconcebible. La reina (Diane Kruger) est√° acostada en su habitaci√≥n privada, vigilada de cerca por su dama de honor, Madame Campan (No√©mie Lvovsky). Habr√≠a pasado la noche con Gabrielle de Polignac (Virginie Ledoyen), quien ser√≠a su amante. Ahora entra la joven Sidonie y comienza a leerle a su ama. Su relaci√≥n parece relajada pero no privilegiada; Sidonie es una utilidad, como una radio posterior, que se puede encender y apagar a voluntad de la Reina. El sal√≥n del palacio, rico en tapices y arte, contrasta fuertemente con las toscas paredes de piedra de la propia c√°mara de Sidonie, pero el lector de la Reina est√° tan atrincherado en la majestuosidad del privilegio que acepta esto sin lugar a dudas. Los reyes y reinas reinan por derecho divino. Esa calma y estabilidad se desintegrar√°n a un ritmo sorprendente durante los pr√≥ximos d√≠as, y Sidonie comprender√° que la tierra se mueve bajo sus pies.

La apasionante película de Benoit Jacquot cuenta una historia que conocemos bien, vista desde un punto de vista que quizás no hayamos considerado. Basada en una novela del mismo título de Chantal Thomas, se limita a lo que Sidonie puede saber y comprender. Dado que todo el creciente horror tiene lugar a distancia, en susurros, de una manera más espantosa que si se enterara de las cosas de primera mano. Los sirvientes de un lugar como Versalles se suscriben plenamente a la majestuosidad de sus patrones, y aunque no tienen acceso a noticias externas, son sensibles a los más mínimos cambios de humor de sus amos. El chisme corre por el palacio en los pasillos traseros y sube las escaleras ocultas, y es peor por la noche, cuando unas pocas velas hacen que las sombras sean más ilimitadas.

Jacquot film√≥ muchas de sus escenas en Versalles, pero se encarga de mostrar las verrugas y todo lo que hay all√≠. Uno puede imaginar los olores corporales, el hedor de ratas muertas, los miasmas que se elevan de las aguas, los perfumes rociados para esconderse. A medida que la disciplina de hierro de administrar el palacio comienza a desmoronarse, los esbirros se centran en su propio destino. Existe una fascinaci√≥n por aquellos que encuentran que su sentido de seguridad no tiene fundamento. Record√© ¬ęDownfall¬Ľ, la pel√≠cula sobre los √ļltimos d√≠as en el b√ļnker de Hitler bajo Berl√≠n. Sus paredes conten√≠an el √ļltimo espacio gobernado por la una vez poderosa voluntad de Hitler, y los que estaban dentro sab√≠an que estaban condenados.

¬ęAdi√≥s, mi reina¬Ľ coloca a Sidonie en tal posici√≥n. Como mujer que sab√≠a leer y escribir en 1789, debe ser inteligente y ambiciosa. Tambi√©n debe haber aprendido mucho de los libros y peri√≥dicos que le√≠a a la Reina. Esto explica en gran medida su destino en esta pel√≠cula. No dir√≠a que ¬ęAdi√≥s, mi reina¬Ľ tiene un final sorprendente, pero ciertamente es sorprendente y tiene el tipo de agudeza que proviene de la justicia po√©tica.

Deja un comentario

Related Post