Amin: The Rise and Fall (1981) rese√Īa de la pel√≠cula

            Amin, como se ve en la pel√≠cula e interpretado de manera convincente por un actor llamado Joseph Olita, es un hombre enorme, que domina a casi todos en la pantalla.  A√ļn as√≠, parece un ni√Īo peque√Īo.  En lugar de marchar con m√ļsica militar, se jacta.  Cuando una delegaci√≥n diplom√°tica europea ofendida intenta salir del pa√≠s, intenta enmendar sus sentimientos toc√°ndoles canciones en un acorde√≥n.  Le encanta vestirse con disfraces raros y usar sombreros divertidos.

            Sin embargo, tambi√©n es un hombre capaz de desencadenar una polic√≠a secreta que asesin√≥ a decenas de miles de sus compatriotas.  Y en esta pel√≠cula, se le ve violando, disparando, apu√Īalando y aplastando a muchas personas inocentes, incluso a algunas con las que solo ten√≠a una conexi√≥n ocasional.  Se le ve ordenando la muerte de dos de sus esposas, mutilando el cuerpo de una de ellas y luego mostrando el cad√°ver a sus hijos.  En el medio, descansa en la cama con dos compa√Īeras, una blanca y una negra, o junto a la piscina con un viejo y leal ayudante brit√°nico con dientes de piel de ante, una especie de compa√Īero blanco, que parece estar constantemente sediento.

            Conocemos muchas de las an√©cdotas de la pel√≠cula por a√Īos de noticias en televisi√≥n.  La redada en Entebbe, las negociaciones por la vida de un brit√°nico enfermo.  La petici√≥n de Amin de que la propia reina de Inglaterra vaya a Uganda y le pida perd√≥n: suena como un sue√Īo medio olvidado.  Los realizadores hacen poco esfuerzo por meterse en el sue√Īo y explicar a Amin, pero entonces, ¬Ņqui√©n podr√≠a?  Les moments les plus obs√©dants du film surviennent lorsqu'Amin monte sur un podium pour annoncer son dernier plan fou, puis, alors que ses auditeurs grincent des dents d'incr√©dulit√©, pour r√©p√©ter son slogan pr√©f√©r√© : "Merci √† tous ! Merci beaucoup √† tous ! Muchas gracias a todos !"

            Esta no es la primera pel√≠cula sobre el hombre al que le gustaba llamarse Idi Amin Dada, el conquistador del Imperio Brit√°nico.  El cineasta de Alemania Occidental Barbet Schroeder hizo un documental hace seis a√Īos basado en im√°genes del propio Amin, quien se mostr√≥ a la c√°mara como un estafador encantador y atractivo.  Esta pel√≠cula, por supuesto, no pod√≠a mostrar las pr√°cticas b√°rbaras cometidas en nombre de Amin, pero su interpretaci√≥n del hombre era una representaci√≥n siniestra del mal envuelto en encanto.  Me record√≥ a "Las confesiones de Winifred Wagner", en la que la viuda del director del Festival de Bayreuth recordaba a Adolf Hitler como un perfecto anfitri√≥n amado por sus hijos.

            ¬ŅHay alguna raz√≥n para ver este "Amin"?  Lo dudo, a menos que tengas una gran curiosidad por el hombre.  Sin embargo, cuando fui a ver la pel√≠cula el domingo por la noche, el United Artists Theatre estaba lleno al 80%.  ¬ŅPor qu√© est√° funcionando la pel√≠cula?  Quiz√°s porque los anuncios prometen violencia, derramamiento de sangre y esc√°ndalo.  La pel√≠cula no es tan mala como prometen los anuncios, pero no tengo idea de qu√© pensaban los cineastas que estaban haciendo cuando lo hicieron.

Deja un comentario