Que de Series Peliculas Arabian Nights: Volume 1, The Restless One (2015) rese√Īa de la pel√≠cula

Arabian Nights: Volume 1, The Restless One (2015) rese√Īa de la pel√≠cula

En primer lugar, es necesario decidir sobre el hecho de que las ¬ęmil y una noches¬Ľ deben verse todas a la vez. Sus partes, aunque atractivas en s√≠ mismas, cantan una canci√≥n m√°s cohesiva cuando se ven de cabo a rabo. Concluyen poderosamente despu√©s de seis horas. Eso no significa que tengas que esperar si no quieres. Son deliciosas, elegantes y llenas de experiencias de vida, pero hay una raz√≥n por la que Gomes sinti√≥ la necesidad de hacer esta pel√≠cula tanto como lo hizo. Hay mucho de Portugal, gran parte de √©l est√° siendo llevado a libros de historia mal mantenidos por el gobierno actual, y quer√≠a rendir homenaje a todo eso.

El ‚ÄúVolumen 1, El inquieto‚ÄĚ, como lo titul√≥, trata de manera m√°s abierta con la versi√≥n del gobierno portugu√©s de la econom√≠a de goteo y c√≥mo esta destruye la esperanza de la clase trabajadora. Abrimos en un astillero, objeto de una huelga laboral. Gomes observa el lugar de trabajo triste y h√ļmedo sin uso mientras en la banda sonora escuchamos las historias de los hombres que animaron las grandes grullas. Las m√°quinas gigantes duermen mientras cada trabajador nos dice lo que significa tener un trabajo, dirigir el pa√≠s. Luego, lentamente, las cuentas se oscurecen. Empiezan a aparecer huesos rotos y dientes astillados por costras. Vemos a un equipo de prensa solitario cubriendo el incidente, se recuerda, d√≠as despu√©s de que remitiera lo peor de la violencia. Por eso Gomes est√° aqu√≠, f√≠sica, espiritual y moralmente. Para asegurarnos de que esta historia se cubra con m√°s profundidad de la que puede manejar un solo equipo de prensa. Por eso ¬ęArabian Nights¬Ľ dura seis horas. Esta huelga es una pieza de un rompecabezas que, cuando se completa, representa la miseria, la violencia, la codicia y la confusi√≥n, pero tambi√©n la esperanza, la libertad y la solidaridad.

Gomes y su equipo vienen a continuaci√≥n, film√°ndose ellos mismos en preparaci√≥n para su negocio: hacer la pel√≠cula que estamos viendo. La c√°mara encuentra a Gomes sentado solo en un banco rodeado por su equipo. Despu√©s de tener una mirada enfermiza en su rostro, se disculpa astutamente desde su asiento y huye de su tripulaci√≥n. Impotencia, llama con voz en off. Terror de no saber c√≥mo continuar la pel√≠cula. ¬ęSoy un est√ļpido y la abstracci√≥n me marea¬Ľ, argumenta como una raz√≥n por la que no puede vincular la huelga en el astillero con algo m√°s que le interesa, una invasi√≥n de avispones que diezma la poblaci√≥n de abejas locales. Luego cuenta las dos historias simult√°neamente y aparece el v√≠nculo, como por arte de magia. Ya no es tan abstracto. Gomes ruega al espectador que recuerde la confianza que infunde en esta flor mientras teje el intrincado tapiz que es su Portugal. Tiene muchas vi√Īetas, muchas tangentes, muchas f√°bulas, par√°bolas y mitos modernizados en la tienda, y si recuerdas con qu√© cuidado puede unir abejas y trabajadores en huelga, nunca olvidar√°s que toda esta abstracci√≥n vertiginosa se convertir√° en un entero fuerte.

Deja un comentario

Related Post