Bajo las luces del estadio (2021) revisiĂłn de la pelĂ­cula

Mitchell (Milo Gibson) le dice al equipo que todo depende de la SantĂ­sima Trinidad. Con esto no se refiere al Padre, al Hijo y al EspĂ­ritu Santo, sino a las tres F: fe, familia y fĂștbol. Les dice que son los guardianes de su hermano, los chantajea y les pone el hashtag #brokeep. Mitchell explica mĂĄs tarde que una vez se quejĂł de las noticias en la televisiĂłn cuando se dio cuenta de que lo habĂ­an llamado para hacer mĂĄs que quejarse; necesitaba hacer algo al respecto.

Ser el guardiån del otro consiste principalmente en sesiones en las que los jugadores «hablan de cosas de las que no se puede hablar en casa». Escuchan en silencio las historias mås dolorosas de los demås y expresan compasión y solidaridad. Pero por mucho que hablen de unidad y de ser «algo mås grande que nosotros», no vemos que la hermandad se traduzca en acciones concretas sobre el terreno o fuera.

Y esta F de familia es complicada, porque los actores en el centro de la historia tratan con un padre drogado, una madre en la cĂĄrcel y un hermano en una pandilla. ÂżQuĂ© significa poner a la familia en el centro si su familia estĂĄ luchando? ÂżQuĂ© puede hacer el fĂștbol por estos adolescentes? El mismo Mitchell se enfrenta a problemas familiares cuando su compromiso con la policĂ­a, el equipo y un pandillero adulto que quiere dejar esta vida hace que su esposa le pregunte si pueden pasar algĂșn tiempo juntos sin que alguien lo llame. Su pequeña hija pregunta: «Si papĂĄ protege la ciudad, ÂżquiĂ©n nos protege a nosotros?».

Una sola toma de la versiĂłn cinematogrĂĄfica de «Friday Night Lights», con un campo de fĂștbol perfectamente cuidado junto a una escuela secundaria sĂłrdida, nos contĂł todo sobre la importancia vital del fĂștbol americano en las escuelas secundarias en ciudades como Abilene. “Under the Stadium Lights” lo da por sentado y espera que nosotros tambiĂ©n lo hagamos. Es mucho que predicarle al coro. La pelĂ­cula nunca cuestiona la idea de que un equipo de fĂștbol de una escuela secundaria pĂșblica tenga un capellĂĄn y todos se arrodillen para orar juntos antes de un partido. Tampoco se pregunta nunca por quĂ© todos los jugadores que luchan son negros o latinos cuando todas las personas que los guĂ­an y ayudan son blancos.

Deja un comentario

Reseña y resumen de la película Centurion (2010)

La mayoría de los personajes estån tan desprovistos de caråcter que no puedes saber quiénes son cuando son empalados o decapitados, y no puedes recordar quiénes eran después de su

Donde estĂĄ la verdad (2005) crĂ­tica de la pelĂ­cula

Atom Egoyan, que no es ajeno a las tramas laberínticas, convierte esta en un crucigrama polarizado con ecos distantes de «Sunset Boulevard», mientras un artista se enfrenta a acontecimientos del

Reseña de la película Tau y resumen de la película (2018)

Espere un minuto, la mayoría de ustedes se estarån preguntando al pagar si todavía tienen seguro médico. ¿Por qué no usa todo ese dinero para decorar interiores y le paga