Breakin ‘2: Electric Boogaloo (1984) Reseña de la pelĂ­cula

La pelĂ­cula es una secuela del exitoso «Breakin ‘» de 1983. Supongo que eso explica el tĂ­tulo antiestĂ©tico. Involucra a los mismos actores, incluido un equipo de artistas de baile callejero llamado Shabba-Doo Quinones y Boogaloo Shrimp Chambers, que mĂĄs o menos parecen estar interpretĂĄndose a sĂ­ mismos. La trama es tan familiar que si eres fanĂĄtico de los musicales de Mickey Rooney o incluso de las pelĂ­culas de Beach Party, es posible que empieces a frotarte los ojos. Pero la pelĂ­cula es muy divertida.

ÂżFamiliar? Pruebe esta trama con su experto en trivia mĂĄs cercano. Un grupo de niños se une para transformar un antiguo teatro en ruinas en un centro comunitario. El centro estĂĄ dirigido por un buen anciano (que, por alguna razĂłn, no se llama «Pops»), y los lĂ­deres son Shabba-Doo y Boogaloo. En la Ășltima pelĂ­cula, formaron un equipo de baile con una niña rica (Lucinda Dickey), y en la inauguraciĂłn de esta pelĂ­cula, ella visita su centro y decide quedarse y participar, a pesar de la oposiciĂłn de sus padres WASP, que quieren que lo haga. inscribirse en una universidad de la Ivy League. Entonces la trama se complica, cuando un malvado desarrollador inmobiliario quiere demoler el centro y montar un gran desarrollo comercial. Con solo algunas ediciones menores, esta historia podrĂ­a ser sobre Mickey y Judy, o Frankie y Annette. Pero, ÂżquĂ© importa, cuando todo el propĂłsito del negocio es proporcionar una excusa para cantar y bailar? Quiñones, Chambers y Dickey pueden bailar, muy bien, y hay muchos otros bailarines callejeros en la pelĂ­cula, pero lo interesante es cĂłmo las tradiciones del baile callejero se combinan en esta pelĂ­cula con las antiguas tradiciones de la danza escĂ©nica y las lĂ­neas de coro. . La gran extravagancia al final (un beneficio que ahorra el centro, no hace falta decirlo) es un hĂ­brido Ășnico de estilos de baile antiguos y nuevos.

«Electric Boogaloo» no es una buena pelĂ­cula, pero es interminable, entretenida y puede ser influyente. PodrĂ­a inspirar una ola de musicales de bajo costo: pelĂ­culas que no vienen con presupuestos multimillonarios, conexiones con Broadway y estrellas que no necesariamente son capaces de cantar y bailar. Y en una Ă©poca en la que los musicales de pelĂ­culas (a diferencia de las bandas sonoras de pelĂ­culas) estĂĄn seriamente desconectados de la mĂșsica que realmente escuchan y escuchan los adolescentes, esto podrĂ­a ser un avance revolucionario.
.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

https://www.rogerebert.com/reviews/fantastic-mr-fox-2009

https://www.rogerebert.com/reviews/fantastic-mr-fox-2009

The Man Who Knew Infinity Movie Review (2016)

Lo que pretende ser una celebraciĂłn del poder de los nĂșmeros obviamente deberĂ­a ser lo opuesto a la fobia a las matemĂĄticas. Sin embargo, los realizadores detrĂĄs de “The Man

https://www.rogerebert.com/reviews/2-autumns-3-winters-2014

https://www.rogerebert.com/reviews/2-autumns-3-winters-2014