Que de Series Peliculas Carnal Knowledge (1971) reseña de la película

Carnal Knowledge (1971) reseña de la película

Terminamos en un mezclador universitario a fines de la dĂ©cada de 1940. Candice Bergen pasa junto a los dos jĂłvenes intensos, que se asoman a una puerta y comprueban el talento, y se encuentra sentada en el alfĂ©izar de una ventana. «Ella es tuya. Te lo doy ”, dice Jack Nicholson (que no lo tiene) a Art Garfunkel (que no sabe cĂłmo tomarlo).

Después de una charla de ånimo de Nicholson, Garfunkel finalmente tiene el coraje de caminar hacia la señorita Bergen, pero es demasiado tímido para hablar. Se detiene frente a ella, finge mirar por la ventana algo muy interesante (tan invisible) del otro lado, luego regresa con Nicholson, derrotado.

Con la percepción y economía que caracterizan a su película en su conjunto, Nichols y su escritor Jules Feiffer han establecido el tema del «conocimiento carnal» en este puñado de planos: la película serå sobre hombres incapaces de alcanzar, tocar. O conocer. profundamente mujeres.

Nos reunimos con los dos durante sus días universitarios y los seguimos durante tal vez 20 años después, mientras atraviesan el matrimonio y varias relaciones frustrantes con el tipo de mujeres que creen que quieren. Ambos hombres dependen en gran medida de su supuesta destreza sexual, pero los dos son sexualmente inseguros y el personaje de Nicholson finalmente se vuelve impotente.

Su problema, en la medida en que comparten uno, es que intentan encontrar a su mujer de fantasĂ­a en la carne y descubrir cuando la fantasĂ­a se vuelve real de que la mujer real es demasiado real para que ellos la vivan y la comprendan. El caso es que ambos quieren ser dominados por mujeres, pero no realmente.

«Carnal Knowledge» nunca encuentra a sus personajes masculinos en «culpa», exactamente, y la pelĂ­cula no se preocupa por corregir la culpa. Elige la forma de la tragedia, no el ensayo. Al final, terminamos con personas que han pasado por tanto sufrimiento como lo han causado por su incapacidad para aceptar a las mujeres como seres humanos. El personaje de Nicholson se reduce a charadas muy complicadas con una prostituta (Rita Moreno), y el personaje de Garfunkel todavĂ­a se rĂ­e de sĂ­ mismo. Cuando tenĂ­a poco mĂĄs de cuarenta, se dejĂł crecer el bigote y adoptĂł un estilo de vida moderno y se enganchĂł con un joven de 17 años. “Puede que solo tenga 17 años”, le dice a su antiguo compañero de clase, “pero en muchos sentidos, te lo digo, es mayor que yo.

Deja un comentario

Related Post