Challenger: The Final Flight (2020) revisión de la película

La tragedia de la explosión del Challenger fue destacada por los millones de personas en todo el mundo que lo vieron en vivo, creyendo que verían a McAuliffe hacer historia como el primer ciudadano privado en ir al mundo. Después de ser seleccionado entre 11.000 solicitantes, el maestro de New Hampshire fue un logro de todos los estadounidenses que el país quería observar, y la NASA quería usar para normalizar la idea de los viajes espaciales, especialmente cuando su programa de transbordadores ganó elogios en todo el país. El documental recuerda la frecuencia con la que la NASA envió personas al espacio; también da una idea de cómo un profesor que se une a astronautas profesionales parecía el comienzo del espacio sintiéndose más cerca que nunca.

La historia de McAuliffe recibe la mayor atenci√≥n en el documental, ya que escuchamos historias sobre su dedicaci√≥n a sus estudiantes o su familia. Pero ciertamente no fue solo McAuliffe quien defini√≥ a un estadounidense trabajador y generoso, y la serie analiza las vidas de otros astronautas que so√Īaron con ir al espacio a√ļn m√°s tiempo, con seres queridos que apoyaron ese sue√Īo. Recibimos peque√Īos fragmentos de sus vidas, como c√≥mo a Ellison Onizuka le encantaba asar cerdo y no ten√≠a egos para ser el primer asi√°tico americano en el espacio, o c√≥mo Ronald McNair era un gran saxofonista. Estos pasajes pueden ser reconfortantes, especialmente al verlos hablar con tanto amor por parte de sus seres queridos como si no hubiera pasado un a√Īo. Pero la narraci√≥n de ¬ęChallenger: The Final Flight¬Ľ tiene poco tiempo para este agudo sentimentalismo. Es un documental que constantemente solo nos da los titulares y, a su vez, luchamos por conectarnos con √©l en un nivel m√°s profundo que una p√©rdida tr√°gica.

La miniserie se vuelve un poco m√°s fuerte cuando se enfoca en tratar a la NASA con un poco de transparencia y mostrar las decisiones humanas, aunque defectuosas, detr√°s del lanzamiento del Challenger. En particular, explica c√≥mo y por qu√© explot√≥ el transbordador, atado al Solid Rocket Booster y sellos llamados O-rings, todo mezclado con la presi√≥n autoimpuesta de la NASA para realizar m√°s lanzamientos a pesar de que ciertas condiciones se pasaron por alto intencionalmente. Por seco que sea, ‚ÄúChallenger: The Final Flight‚ÄĚ proporciona una explicaci√≥n detallada de c√≥mo la ambici√≥n de la NASA se jug√≥ en ciertas medidas de seguridad y llev√≥ a disputas con los ingenieros que trabajaron en el propulsor en Utah. Desde el primer episodio, parece que ser√° urgente, pero se trata m√°s de personas muy inteligentes que explican un tipo competente de ignorancia, con entrevistas sin rostro y recreaciones que resaltan problemas que la NASA conoc√≠a hasta ahora ‘en el lanzamiento. Incluso cuando los denunciantes suenan despu√©s de la respuesta discreta de la NASA al desastre, estos pasajes no son particularmente impactantes ni emocionantes, ya que explican un breve encubrimiento que no funcion√≥.

Deja un comentario