Que de Series Peliculas CrĂ­tica de la pelĂ­cula Asesinato en el Orient Express (2017)

CrĂ­tica de la pelĂ­cula Asesinato en el Orient Express (2017)

El cabello expuesto parece diseñado especĂ­ficamente para robar prĂĄcticamente cualquier escena en la que aparezca en esta lujosa pero en Ășltima instancia sensual y sobrecargada visita de regreso a la pantalla grande a la novela mĂĄs perdurable de Agatha Christie. Incluso es responsable de la mejor broma visual de la pelĂ­cula. Si Branagh, la estrella y director detrĂĄs del impulso mejorado digitalmente del siglo XXI para devolver la vida a este vehĂ­culo conjunto, querĂ­a hacer una declaraciĂłn para diferenciar esta interpretaciĂłn de su famoso detective belga Hercule Poirot de cualquier otra, lo tiene Ciertamente lo hizo. En la adaptaciĂłn cinematogrĂĄfica de 1974 dirigida por Sidney Lumet, Albert Finney lucĂ­a un tono negro con giros de DalĂ­ en los extremos. Aburrido, Âżverdad? El difuso wuzzy de Branagh es como una ola oceĂĄnica de bigotes, brillando de oreja a oreja. ÂżMejor jugador de apoyo? Ese honor es para ese elegante toque de un parche de alma en su barbilla.

OK, me estoy estancando. Primero enfaticemos lo positivo. El guión de Michael Green («Blade Runner 2049») hace un trabajo increíble al presentarnos a Poirot, un fanåtico del presupuesto que exige huevos de cuatro minutos perfectamente cocinados y tsk-tsks en sus dimensiones imperfectas, y luego ni siquiera se molesta en comer ellos. Es un fanåtico del control que insiste en el equilibrio en todo, desde la forma en que una corbata descansa alrededor del cuello de un hombre hasta el pan inmaculadamente horneado. El lugar es Jerusalén (de hecho, Malta como reemplazo) y el año es 1934. Poirot estå en el Muro Occidental a punto de entregar la solución a un crimen vinculado a tres religiosos de diferentes creencias y un artefacto robado. Con el estilo del mundo del espectåculo de un mago de Las Vegas, revela al autor con una floritura inesperada que involucra un bastón. Envía el mensaje, «Oye, eso podría ser divertido».

Pero las cosas se vuelven superficiales rĂĄpidamente cuando comienzan a aparecer otros pasajeros cuyo equipaje claramente contiene secretos, incluida Daisy Ridley (Rey en «Star Wars: El despertar de la fuerza») como el ama de llaves de piel de porcelana y Leslie. Odom Jr. (Aaron Burr en Broadway «Hamilton») como un mĂ©dico que intenta disfrazarse de pareja interracial. Estos reconocidos crĂ©ditos estĂĄn destinados a atraer a la poblaciĂłn menor de 30 años. Pero, ay, el Ășnico ser plenamente desarrollado resulta ser Poirot, que asciende al retrato de un amor perdido y sufre una especie de crisis existencial cuando se encuentra inesperadamente confundido cuando un cadĂĄver aparece en el tren con uno incluso un docena de puñaladas. La locomotora de lujo que viaja de Estambul a Calais tambiĂ©n se detiene durante aproximadamente media hora cuando una avalancha la detiene sobre sus vĂ­as sobre un peligroso caballete. Me hubiera gustado poder decir que el escenario al menos estĂĄ ganando impulso, pero nunca lo hace del todo, especialmente porque se convierte en una serie de interrogatorios privados del imperioso Poirot en un vagĂłn de cafĂ©.

Deja un comentario

Related Post