Que de Series Peliculas Cr√≠tica de la pel√≠cula √Črase una vez en Uganda (2023)

Cr√≠tica de la pel√≠cula √Črase una vez en Uganda (2023)

¬ę√Črase una vez en Uganda¬Ľ, que se desarrolla a lo largo de muchos a√Īos, se centra en las experiencias de Alan e Isaac, aunque el primero a veces puede tener menos impacto, incluso con toda su defensa. La toma de Czubek lucha con el problema principal de su historia, un momento cr√≠tico cuando la amistad se rompe despu√©s de que Isaac accede a hacer una serie de televisi√≥n a partir de ¬ę¬ŅQui√©n mat√≥ al capit√°n Alex?¬Ľ con un magnate de los medios de Uganda. Alan lo ve como un tipo de traici√≥n. Aunque viven cerca uno del otro, no se hablan durante semanas. Parte de esto parece ser una falta de comunicaci√≥n, de la que es dif√≠cil hacer un buen drama, y ‚Äč‚Äčtambi√©n de la firmeza de Alan para mantener a Wakaliwood dentro de su definici√≥n de pureza. El dinero puede arruinar las buenas ideas, como bien sabe Hollywood, lo que convierte a Wakaliwood en un microcosmos a√ļn m√°s potente para la oda de Czubek a la realizaci√≥n de pel√≠culas. Pero este problema es una buena escena en la que los dos amigos y colaboradores finalmente hablan y no pueden mirarse a los ojos, un momento m√°s vigorizante y duro en comparaci√≥n con el caos ficticio habitual en las pel√≠culas de Isaac.

Tambi√©n es gratificante y √ļtil cuando este documento aborda algunas de las ¬ęcr√≠ticas¬Ľ que podr√≠a enfrentar el cine de Isaac, especialmente para aquellos que ven ¬ę¬ŅQui√©n mat√≥ al Capit√°n Alex?¬Ľ fuera del contexto amoroso que ofrece esta pel√≠cula. ‚Äú√Črase una vez en Uganda‚ÄĚ expresa la perspectiva de Isaac: ‚ÄúSon acci√≥n en forma de comedia‚ÄĚ, mientras que Alan los compara con los dibujos animados de Road Runner, burl√°ndose de cualquiera que piense que Isaac deber√≠a estar haciendo algo m√°s dram√°tico para ser tomado en serio. En un momento reflexivo, incorporado con mucho tacto, Isaac habla sobre los horrores reales que vio en Uganda en los a√Īos 80 despu√©s de la ca√≠da de Idi Amin y luego dirige a un ni√Īo para que interprete a su yo m√°s joven huyendo de la violencia. Pero tambi√©n nos dice que no quiere hacer pel√≠culas sobre un horror tan real, al menos todav√≠a. ‚ÄúEsta es una narrativa diferente sobre √Āfrica‚ÄĚ, dice.

Mientras defiende la importancia de Wakaliwood con igual admiraci√≥n y claridad, ¬ę√Črase una vez en Uganda¬Ľ mantiene un punto de vista personal que ofrece m√°s que el asombro de un extra√Īo, a pesar de que el arco de la pasi√≥n por los viajes de Alan simplemente no se compara con lo que Isaac ha hecho y es haciendo. Pero mientras que ciertos pasajes del documental pueden ser menos emocionalmente envolventes que otros, sus montajes de Isaac haciendo otra pel√≠cula audaz impulsada por la guitarra de surf son siempre vigorizantes. ‚Äú√Črase una vez en Uganda‚ÄĚ es la defensa que m√°s necesitan la autor√≠a y la ideolog√≠a de Isaac: este documento ayuda a revalorizar la realizaci√≥n de pel√≠culas como una odisea creativa y compulsiva, una b√ļsqueda paso a paso de la elusiva paz interior.

Ahora jugando en los cines.

Deja un comentario

Related Post