Que de Series Peliculas CrĂ­tica de la pelĂ­cula La hija del prisionero (2023)

CrĂ­tica de la pelĂ­cula La hija del prisionero (2023)

Con un guiĂłn de Mark Bacci, «Prisoner’s Daughter» se desarrolla en lĂ­neas bastante predecibles: el lento derretimiento de Maxine hacia su padre, el vĂ­nculo que se forma entre abuelo y nieto, etc., y Brian Cox y Kate Beckinsale llenan sus personajes apenas dibujados con trasfondo y emociones complicadas desarrolladas. Cada escena estĂĄ cargada de equipaje del pasado. Ezra, acosado en la escuela por sus convulsiones, necesita una figura paterna ya que su propio padre es un perdedor adicto a las drogas llamado Tyler (Tyson Ritter), que toca en una «banda» y vive en lo que Ă©l llama «una cooperativa de artistas». «(realmente solo un aire de drogas). Ezra quiere ver mĂĄs a su papĂĄ. Tyler exige ser parte de la vida de su hijo. Maxine conoce los peligros y estĂĄ dispuesta a ser el «chico malo», negando el acceso a Tyler. Max, instalado en la pequeña casa, intenta intervenir. A veces esto sale bien, otras veces, no tan bien.

Los buenos guiones te hacen olvidar que son guiones. El guiĂłn de «Prisoner’s Daughter» es bastante hablador y nunca vuela. Casi se pueden ver las palabras en la pĂĄgina, a pesar de los grandes esfuerzos de Beckinsale y Cox. A Young Convery (muy bueno en un papel similar en «Pinball: The Man Who Saved the Game») no le va tan bien. Si bien Ezra es lo que llamarĂ­as «precoz», su diĂĄlogo se vuelve cursi y suena como si hubiera sido escrito por alguien que no conoce a los niños. Las bromas autoconscientes irritan, al igual que la capacidad tranquila de iniciar conversaciones emocionales difĂ­ciles con adultos, utilizando un lenguaje terapĂ©utico, como un niño de comedia de situaciĂłn, alrededor de 1987. Es difĂ­cil superar este problema. Si el diĂĄlogo no suena real, nada mĂĄs tiene la oportunidad de despegar. La pelĂ­cula es traicionada por su secuencia final, donde Max toma el asunto en sus propias manos, un desarrollo de la trama de un tipo de pelĂ­cula completamente diferente. Y entonces, lo que podrĂ­a haber sido impulsado por los personajes, despuĂ©s de todo, estĂĄ impulsado por la trama. «La hija del prisionero» se desinfla.

Si solo vieras Las Vegas en una pelĂ­cula, pensarĂ­as que estĂĄ compuesta Ășnicamente por la franja de neĂłn y poblada por gĂĄnsteres, grandes apostadores y coristas. Pero Las Vegas es, por supuesto, un lugar donde vive gente normal. Similar a «The Descendants» de Alexander Payne, que tiene lugar en un HawĂĄi que rara vez se muestra en una pelĂ­cula, «Prisoner’s Daughter» evoca Las Vegas en toda su belleza y miseria del desierto (la «cooperativa de artistas» es la materia sucia de las pesadillas). Maxine se refiere a su pequeña casa como un «basurero», pero tiene un patio trasero y un garaje sin terminar, y ha hecho todo lo posible para que sea hogareño a pesar de sus medios limitados.

Deja un comentario

Related Post