CrĂ­tica de la pelĂ­cula No estarĂĄs solo (2022)

La madre del bebĂ© en cuestiĂłn obviamente desconoce este mundo parecido a Grimm en el que se le pide que viva, asĂ­ como el simple hecho de que no se puede negociar con una bruja cruel con un plan. Entonces, cuando la aterradora y cambiante Old Maid Maria, tambiĂ©n conocida como Wolf-Eateress, exige el bebĂ© inocente de la mujer, el aldeano desesperado no puede hacer nada mejor que responder con un trato sin sentido: ÂżPor quĂ© no dejarla criar a la niña hasta que ella cumple 16 años y luego la reclama como propia? Con uñas negras y puntiagudas de pesadilla, un puñado de finos mechones de cabello blanco y una cara grabada en relieve de Elm Street, quemada, parecida a un cerebro, y segura de asustar a cualquier mortal que sufra de tripofobia, la bruja sorprendentemente estĂĄ de acuerdo. Pero luego la madre continĂșa con su plan inĂștil, escondiendo a su hija en una zanja profunda en algĂșn lugar, supuestamente lejos de los peligros del mundo (y de la bruja), solo para perderla a manos de MarĂ­a a su debido tiempo despuĂ©s del prĂłlogo profundamente cautivador de la pelĂ­cula.

«You Won’t Be Alone» luego avanza por terrenos mĂĄs confusos, una vez que la joven secuestrada tambiĂ©n se transforma en una bruja que cambia de forma en las manos (o mĂĄs bien, a travĂ©s de la saliva mĂĄgica) de la anciana solterona. En ese sentido, la historia de Stolevski exige tanto la mĂĄxima atenciĂłn como la rendiciĂłn sin preguntas de la audiencia mientras el personaje salvaje Nevena (Sara Klimoska) se abre paso a tientas por el mundo, armada sin palabras humanas pero equipada con algo mĂĄs poderoso: su regalos transformadores. De hecho, ver a la mujer curiosa asumir la forma y la imagen de cualquier criatura o ser humano que le plazca (y de cualquier gĂ©nero, cabe señalar) y descubrir las maravillas y los peligros de su esfera por primera vez demuestra ser una experiencia gratificante para el audiencia, incluso cuando los resultados se sienten fluctuantes de manera desigual, a veces es necesario volver a mirar para conectar todos los puntos de la historia. En este proceso, Nevana es testigo de los peligros profundamente arraigados de la masculinidad tĂłxica a travĂ©s de la vulnerable madre de Noomi Rapace, Bosilka. A travĂ©s del Boris de Carlota Cotta, ella florece sexualmente y permite que el erotismo la inunde en la escena de sexo mĂĄs asombrosa desde la de «Border» de Ali Abbasi. Y gracias a la Biliana de Alice Englert, acepta un destino como ser humano, despuĂ©s de saborear el tipo de infancia que le fue robada sin piedad.

El aspecto mĂĄs apasionante, incluso revolucionario, de «You Won’t Be Alone» es su compromiso con las nociones de uno mismo y el carĂĄcter de una manera que desafĂ­a las definiciones binarias de gĂ©nero. La pelĂ­cula opera de manera refrescante fuera de cualquier regla cisgĂ©nero, estableciendo su propio lenguaje, identidad y universo por un lado, y desmantelĂĄndolos por el otro para descubrir nuevas vĂ­as de compasiĂłn y comprensiĂłn. A decir verdad, Stolevski no siempre puede mantener la paciencia del espectador, a menudo mordiendo mĂĄs sustancia de la que su pelĂ­cula puede masticar y digerir. Y sus empĂĄticos intentos de redefinir nuestra comprensiĂłn de una bruja se sienten algo simplistas despuĂ©s, ofreciendo solo un poco mĂĄs de profundidad filosĂłfica que una historia de origen de Disney destinada a humanizar a sus villanos. AĂșn asĂ­, «You Won’t Be Alone» anuncia la llegada de un nuevo talento de gĂ©nero feroz, un estilista inventivo y un interrogador sin complejos de la humanidad con algo que vale la pena decir.

Ahora jugando en los cines.

Deja un comentario