Que de Series Peliculas Cuando llegaron las ballenas (1989) reseña de la película

Cuando llegaron las ballenas (1989) reseña de la película

Dios sabe que estoy a favor de las ballenas. Creo que todos deberíamos dejar de comprar productos japoneses hasta que los japoneses detengan su decidida campaña para matar a las ballenas que puedan tener en sus manos. Esto no debería ser un sacrificio demasiado grande, porque si tal boicot se aplicara realmente, probablemente solo debería durar dos días. Pero amar a las ballenas y amar esta película son dos esfuerzos diferentes, y dado que «When the Whales Came» hace que la situación de las ballenas parezca un tema sombrío y aburrido, es probable que perjudique la causa.

La película estå ambientada en vísperas de la Primera Guerra Mundial en la Isla Prohibida de Bryher, azotada por la lluvia, frente a la costa suroeste de Inglaterra. Aquí, los obstinados habitantes viven de la pobreza y el trabajo forzoso. No muy lejos al otro lado de las aguas se encuentra la isla Samson, que ha estado desierta durante años. En la secuencia inicial de la película, descubrimos qué mantuvo a la gente alejada de Samson. Cuando un banco de ballenas nadó a tierra, los lugareños las sacrificaron, provocando una serie de desastres, enfermedades y pozos secos que cayeron sobre sus cabezas.

Solo un hombre (Paul Scofield) recuerda estos eventos en Samson.

Entonces era un niño, y Ă©l y su madre fueron los Ășltimos en salir de la isla. Ahora es un anciano, sordo y solitario, y vive en una rĂșstica cabaña junto al mar, se le conoce como Birdman. Dos niños locales (Max Rennie y Helen Pearce) se hacen amigos de Birdman y aprenden a compartir su amor por los seres vivos.

Mientras tanto, la vida continĂșa. Conocemos a los padres del niño (David Threlfall y Helen Mirren) y vemos al padre ir a la guerra y desaparecer. MĂĄs adelante en la pelĂ­cula, el padre regresa milagrosamente, vivo despuĂ©s de todo, y solo un cascarrabias señalarĂ­a que toda la historia de su partida y regreso de la guerra no tiene relaciĂłn con el resto de la historia (en A menos que los aldeanos, al ahorrar las ballenas, le salvaron la vida de alguna manera, una conclusiĂłn tan trillada que dudo en suscribirla).

Deja un comentario

Related Post