Después de la tormenta Resumen crítico y de la película (2017)

Ryota (Hiroshi Abe) tiene razones comprensibles para su depresiĂłn. Es un autor galardonado, pero aĂșn no ha logrado el Ă©xito de su novela, La mesa vacĂ­a. Tiene un trabajo como investigador privado, pero no parece traerle mucha alegrĂ­a, y es una profesiĂłn que encaja con los temas de Kore-eda, ya que Ryota siempre mira la vida de otras personas en lugar de la suya propia. Se ha acostumbrado a llevar a su colega PI a vigilar a su ex esposa Kyoko (Yoko Maki), que tiene un nuevo novio. Aunque Ryota nunca ha conocido al nuevo hombre en la vida de Kyoko, se siente desafiado por Ă©l, especialmente cuando se trata de la atenciĂłn de su hijo Shingo (Taiyo Yoshizawa). Una noche, durante un tifĂłn, Ryota se encuentra varado en el apartamento de su madre (el asombroso Kirin Kiki) con Shingo y Kyoko. No hay grandes revelaciones o rupturas emocionales, solo una serie de conversaciones sinceras, pero la luz del sol se ve un poco diferente al dĂ­a siguiente.

«After the Storm» estå tan delicadamente equilibrada como cualquier película de Kore-eda, una película que no parece tener mucha acción o impulso pero que encuentra un poder emocional acumulativo. Ryota se preocupa por su madre ahora que su padre falleció; espía a su ex ya su hijo; juega mås de lo que debería: vive en el pasado, todavía habla de su familia ahora rota, su padre, su infancia. Y tiene un cierto tono victimizado cuando lo hace, como si la vida le hubiera hecho pasar un mal momento y no fuera su culpa. Hay un momento casi desechable, aunque las películas de Kore-eda estån tan finamente equilibradas que no contienen nada por el estilo, en el que Ryota y su pareja hablan con un cliente sobre un marido infiel, y ella no responde tan emocionalmente como ellos. creo que lo es, diciendo: «Para bien o para mal, es parte de mi vida. Es ese consuelo con los baches de velocidad de la vida y el hecho de que nos moldean tanto como a cualquier otra cosa.

Ryota es el tipo de hombre que le da dinero a su madre y luego le pide que se lo preste a su hermana. Él desea desesperadamente impresionar profundamente a aquellos que le importan, y confunde las posesiones materiales y el flujo de efectivo con la comunicaciĂłn y la atenciĂłn reales. Observe que no come cuando lleva a su hijo afuera a comer – no puede pagarlo – y que pierde totalmente la oportunidad de conocerlo al contarle sobre el nuevo hombre en la vida de su madre. Perfectamente dirigido por Kore-eda, Hiroshi Abe ofrece una de las mejores interpretaciones de todas sus pelĂ­culas. Tiene la perfecta cara de perro golpeado: incapaz de hacer contacto visual con facilidad, su pelo despeinado y sin afeitar. Y, sin embargo, tambiĂ©n podemos ver fĂĄcilmente al buen hombre bajo el peso de los problemas de la vida.

Deja un comentario