Que de Series Peliculas Diario de una criada cinematogr√°fica (2016)

Diario de una criada cinematogr√°fica (2016)

L√©a Seydoux (¬ęEl azul es el color m√°s caliente¬Ľ, ¬ęSpectre¬Ľ, y tambi√©n ¬ęAdieu¬Ľ de Jacquot) interpreta a C√©lestine aqu√≠, y cuando la vemos por primera vez, en conferencia con un supervisor parisino que est√° tratando de poner bien posici√≥n, el personaje est√° hosco, los ojos hinchados. Las secuencias de flashback a veces abruptas, que detallan incidentes de otras situaciones profesionales, nos dan una idea clara de por qu√© est√° cansada, si no m√°s que cansada. Enviada a la campi√Īa francesa, su nueva amante, Madame Lanlaire (Clotilde Mollet), la desanima de inmediato. Madame comienza a hablar de todas las cosas preciosas que tiene en su abrigo y se detiene en el pasillo para pasear por un reloj que, si necesita reparaci√≥n, debe enviarse a Londres. ¬ę¬ŅVas a enviar tu orinal roto a Londres tambi√©n?¬Ľ Celestine pregunta, apenas jadeando. Monsieur Lanlaire (Herv√© Pierre), un fetichista de zapatos memorablemente loco en la pel√≠cula Bu√Īuel, es aqu√≠ solo un supuesto cobarde ineficaz. Monsieur Joseph, el maestro del establo, por su parte, es una visi√≥n de sombra quemada de la masculinidad, interpretada por el arquetipo masculino por defecto del cine franc√©s contempor√°neo, Vincent Lindon. Joseph tambi√©n demuestra ser un antisemita apasionado, cuyas opiniones repugnantes son a√ļn m√°s espantosas si se hablan en un tono tranquilo y coherente.

El hecho de que a Celestine no le moleste mucho esto es un recordatorio poderoso y perturbador de que el gusto por los ¬ęchicos malos¬Ľ no siempre es una cualidad entra√Īable. Sin embargo, es dif√≠cil saber cu√°les son las motivaciones de Celestine. Ella expresa directamente m√°s de su propio punto de vista alrededor de 30 minutos despu√©s de que comienza la pel√≠cula, cuando se escucha con una voz en off, explica c√≥mo podr√≠a envenenar a sus empleadores y finalmente rechaza la idea. Mientras tanto, en una serie de escenas bellamente editadas y bellamente juzgadas, el espectador ve los absurdos groseros del presente de Celestine, como en una escena en la que visita a un vecino exc√©ntrico y aprende de la manera m√°s desagradable que puede. sobre lo que quiere o no quiere comer. Su pasado tambi√©n es preocupante. Ella tiene la tarea de cuidar a un joven con tuberculosis y, naturalmente, √©l se enamora de ella, con resultados predecibles desastrosos pero no predecibles en s√≠ mismos.

Es durante esta secuencia que Celestine tiene una l√≠nea de di√°logo que es la clave de toda la pel√≠cula. Criticando su acusaci√≥n de Georges (Vincent Lacoste, que aqu√≠ se parece un poco a un joven Keith Gordon) por trabajar en exceso, dice: ‚ÄúTe gusta enfermarte. En esta pel√≠cula, es la definici√≥n resumida de la condici√≥n humana. La indignaci√≥n antiburguesa de la visi√≥n de Mirbeau se ampl√≠a en esta pel√≠cula, que puede interpretarse como una expresi√≥n de un escepticismo que desde√Īa casi por completo las nociones progresistas de ¬ęempoderamiento¬Ľ. Esto probablemente lo har√° impopular en algunos c√≠rculos. Pero el efecto inmediato obtenido por Jacquot, con un extra√Īo silencio y un cierto miedo considerable, es estimulante.

Deja un comentario

Related Post