Que de Series Peliculas Dos o tres cosas que sé sobre su crítica cinematográfica (1971)

Dos o tres cosas que sé sobre su crítica cinematográfica (1971)

Es particularmente difícil en este caso, observa Godard, porque no trabaja con un guión, sino que improvisa sobre la marcha. Una analogía mejor que la del director de una sinfonía, quizás, sería el truco de la infancia de frotarse el estómago, acariciar la cabeza y mascar chicle al mismo tiempo. El resultado es desigual; pone las manos a trabajar y se muerde la lengua.

Su historia presenta a Marina Vlady, una ‚Äút√≠pica turista‚ÄĚ, nos cuenta m√°s o menos seriamente, que se cuelga de un costado para pagar el alquiler. Tambi√©n se trata de Par√≠s, ¬ęella¬Ľ del t√≠tulo, y en un susurro semiaudible en la banda sonora, Godard nos informa que ¬ępara vivir hoy en Par√≠s, sea cual sea el plan social, uno est√° obligado a prostituirse de una forma u otra¬Ľ. . ¬Ľ Son Paris ressemble peu au carnet de voyage Paris de Notre-Dame et de la Seine; il est tellement rempli de trous dans le sol, de gratte-ciel et de grues de chantier qu’on se demande si Arthur Rubloff a vraiment succ√©d√© √† De Gaulle.

La hero√≠na de Godard deambula por este desierto, habla consigo misma, se demora en los caf√©s y, en esencia, existe. Tienes que prostituirte para sobrevivir, parece decirnos Godard, pero m√°s por costumbre que por elecci√≥n. ¬ŅQu√© tiene de bueno sobrevivir, de todos modos, en un mundo de hormig√≥n y anuncios, donde la naturaleza humana no se siente natural?

¬ęTwo or Three Things¬Ľ vino antes de ¬ęWeekend¬Ľ (1968) y despu√©s de ¬ęMasculine-Feminine¬Ľ y presenta la obsesi√≥n t√≠pica de Godard con esl√≥ganes, anuncios, letreros y palabras sueltas. A veces las palabras no tienen sentido; est√°n en la pel√≠cula para recordarnos que vivimos en un entorno de palabras sin prestarle mucha atenci√≥n en general.

Los anuncios son todos de inspiraci√≥n estadounidense o estadounidense, y en el mismo ensayo Godard dice: ¬ęEn el mundo moderno, el elemento publicitario reina supremo, determinando todo, paralizando todo. La publicidad est√° permitida, o m√°s bien toma, libertades, prohibidas para todos. … ¬Ľ

De hecho, parece cierto que los comerciales de esta película parecen más libres y más reales que las personas, como si no solo definieran la existencia, sino que la reemplazaran. Quizás ese sea el mensaje, o quizás no; Godard está tan relajado en la película como en el título.

Deja un comentario