Que de Series Peliculas Driven to Abstraction (2020) revisión de la película

Driven to Abstraction (2020) revisión de la película

Price, quien dirigi√≥, produjo y edit√≥ ‚ÄúDriven to Abstraction‚ÄĚ, cuenta con varios periodistas y expertos en arte para todos los √°ngulos de esta historia. Si bien tiene un alcance exhaustivo, la pel√≠cula pierde la l√≠nea de tiempo de los eventos a medida que la c√°mara cambia de persona a persona. Gran parte de la informaci√≥n se presenta con delicadeza, como si Price presentara sus grabaciones, las editara con iMovie y las convirtiera en un primer borrador. La informaci√≥n cr√≠tica como las fechas a veces se queda en el camino, lo que hace que la historia parezca borrosa. En manos m√°s h√°biles, el relato podr√≠a haber sido apoyado por sus numerosos testimonios no distra√≠dos por √©l.

Visualmente, el documental es en gran parte cabezas parlantes, con im√°genes intersticiales ocasionales de reporteros trabajando en sus escritorios, o en el caso de Patricia Cohen del New York Times, caminando por los pasillos durante tanto tiempo, comenc√© a preguntarme si estaba perdida. La falta de im√°genes en el documental parece ser en parte material de archivo o composiciones de Photoshop mal renderizadas. A veces, las im√°genes est√°n animadas al estilo de una presentaci√≥n de PowerPoint de un estudiante de secundaria. Por ejemplo, cuando alguien grita en una discusi√≥n, su foto se agranda, lo que significa que su voz se vuelve m√°s fuerte. Zooms inexplicables en im√°genes fijas y sujetos hacen que el documental sea a√ļn m√°s descort√©s. Quiz√°s nada va m√°s all√° de la sutileza del tip principal de relacionar una imagen con lo que habla un sujeto, como cuando alguien menciona que faltan las ‚Äúbanderas rojas‚ÄĚ en la historia de Rosales y que aparece una foto de verdaderas banderas rojas.

Para la m√ļsica que se asemeja a los sintetizadores de teclado de dominio p√ļblico que acompa√Īan a una pel√≠cula muda, ¬ęDriven to Abstraction¬Ľ es demasiado inepto para aprovecharla. Podr√≠a ser √ļtil saber un poco m√°s sobre los aspectos misteriosos del costoso mundo del arte: las camarillas, el lenguaje, las sospechas, los donantes an√≥nimos, pero incluso entonces no estoy seguro de que el documental revele algo que a√ļn no se haya escrito. por los reporteros en la pel√≠cula. Estaba pensando que tal vez ¬ęDriven to Abstraction¬Ľ estaba tratando de convertirse en una forma de meta-comentario, con sus propios ajustes de las convenciones doc t√≠picas, pero simplemente no est√° lo suficientemente bien armado para lograrlo.

Ahora juega en teatros virtuales.

Deja un comentario