Que de Series Peliculas El hombre con una c√°mara de cine (1929) rese√Īa de la pel√≠cula

El hombre con una c√°mara de cine (1929) rese√Īa de la pel√≠cula

La mayor√≠a de las pel√≠culas aspiran a lo que John Ford llam√≥ ¬ęedici√≥n invisible¬Ľ: ediciones que sirven a la narraci√≥n y no llaman la atenci√≥n sobre s√≠ mismas. Incluso con un corte de choque en una pel√≠cula de terror, nos enfocamos en el sujeto de la toma, no en la toma en s√≠. Considerado como un objeto visual, ¬ęEl hombre de la c√°mara¬Ľ deconstruye este proceso. √Čl se re√ļne para que todos lo vean. Se reduce a s√≠ mismo y se pliega hacia adentro y hacia afuera como el origami. Fue en 1912 cuando Marcel Duchamp conmocion√≥ al mundo del arte con su cuadro ¬ęDesnudo bajando una escalera¬Ľ. No le sorprendi√≥ la desnudez: la pintura era demasiado abstracta para mostrarla. Se sorprendieron de que representara el descenso como una serie de etapas que suced√≠an al mismo tiempo. En cierto modo, hab√≠a inventado el cuadro congelado.

Lo que hizo Vertov fue elevar esa libertad de vanguardia a un nivel que abarca toda su pel√≠cula. Es por eso que la pel√≠cula se ve fresca hoy; 80 a√Īos despu√©s, es nuevo. Anteriormente se hab√≠an realizado ¬ędocumentales de la ciudad¬Ľ, que mostraban un d√≠a en la vida de una metr√≥poli; uno de los m√°s famosos fue ¬ęBerl√≠n: Sinfon√≠a de una gran ciudad¬Ľ (1927).

Al filmar en tres ciudades y no nombrar ninguna de ellas, Vertov adopt√≥ una visi√≥n m√°s amplia: su pel√≠cula trataba sobre la ciudad, el cine y el hombre de la c√°mara. Se trataba de ver, ser visto, prepararse para ver, lidiar con lo que se hab√≠a visto y finalmente verlo. Hizo expl√≠cito y po√©tico el asombroso don que hizo posible el cine, de organizar lo que se ve, de ordenarlo, de imponerle un ritmo y un lenguaje, y de trascenderlo. Godard dijo una vez: ¬ęEl cine es vida a 24 fotogramas por segundo¬Ľ. Equivocado. Es la vida. El cine solo comienza con 24 fotogramas; adem√°s, en la era del cine mudo estaba m√°s cerca de los 18 fotogramas por segundo. Esto es lo que haces despu√©s de que tus ejecutivos lo conviertan en un cine.

La experiencia de ¬ęEl hombre de la c√°mara¬Ľ es impensable sin la participaci√≥n de la m√ļsica. Pr√°cticamente todas las pel√≠culas mudas se han visto con m√ļsica incluso de un solo piano, acorde√≥n o viol√≠n. El Mighty Wurlitzer, con sus efectos de sonido y diferentes voces musicales, fue inventado para pel√≠culas.

La versi√≥n disponible en los Estados Unidos es de Kino y cuenta con una partitura del compositor Michael Nyman (¬ęEl piano¬Ľ). Fue estrenada por la Michael Nyman Band el 17 de mayo de 2002 en el Royal Festival Hall de Londres. A medida que aumenta el ritmo, gana un impulso implacable. Otra partitura fue creada por la Cinematic Orchestra, y puedes escucharla viendo nueve minutos de la pel√≠cula aqu√≠: http://www.youtube.com/watch?v=vvTF6B5XKxQ

Una famosa partitura fue estrenada por la Alloy Orchestra de Cambridge, Massachusetts, dedicada al acompa√Īamiento del cine mudo. Para conmemorar el 80 aniversario de la pel√≠cula, Alloy obtuvo y restaur√≥ una copia de los archivos f√≠lmicos de Mosc√ļ e interpret√≥ su partitura revisada en la ciudad. Estar√°n de gira con Print en 2010, y en su agenda est√° el Ebertfest 2010.

El hito surrealista ¬ęUn Chien Andalou¬Ľ (1928), de Luis Bu√Īuel y Salvador Dal√≠, tambi√©n est√° en mi Colecci√≥n Grandes pel√≠culas.

Deja un comentario

Related Post