En busca del crítico de cine M. Rugoff (2021)

Donald Rugoff ha sido un actor central en esta transformaci√≥n, pero Deutchman, que trabaj√≥ para √©l, teme que hoy sea olvidado por completo. De hecho, esto es solo parcialmente cierto. Para algunos de nosotros que est√°bamos entre estos j√≥venes cin√©filos en ese momento, los nombres de Rugoff y su compa√Ī√≠a Cinema 5 han sido recordados y a√ļn resuenan. Son las generaciones posteriores las que pueden necesitar la lecci√≥n de historia que ofrece ‚ÄúEn busca del Sr. Rugoff‚ÄĚ de manera tan elocuente y entretenida.

Seg√ļn los muchos antiguos socios y conocidos entrevistados por Deutchman, Rugoff era un personaje con C may√ļscula, un jefe brutal que dominaba tanto el terror como la dedicaci√≥n, un vulgar consumado que devoraba s√°ndwiches de delicatessen que dejaban vetas de mostaza en sus camisas. Sin embargo, la gran paradoja que representaba era que un hombre de tan mal gusto personalmente pod√≠a tener un gusto realmente brillante por las pel√≠culas y un sentido casi brillante de c√≥mo conectarlas con el p√ļblico.

Por supuesto, la pel√≠cula de bellas artes ya hab√≠a establecido un punto de apoyo s√≥lido entre los cin√©filos urbanos en la d√©cada de 1950, la d√©cada que llev√≥ las austeridades monocrom√°ticas de Bergman, Kurosawa y los primeros Fellini a las costas estadounidenses. Y la ola global de ‚Äúnuevos cines‚ÄĚ inteligentes e idiosincr√°sicos lanzados por la Nueva Ola francesa a principios de la d√©cada de 1960 hab√≠a dado lugar a campus universitarios repletos de compa√Ī√≠as cinematogr√°ficas aventureras y cursos completamente nuevos de apreciaci√≥n cinematogr√°fica.

Todo esto signific√≥ que la pel√≠cula de bellas artes estaba lista para ‘hacerse grande’ (o al menos m√°s grande de lo que hab√≠a sido) cuando Rugoff comenz√≥ a dejar su huella, y la clave de su √©xito fue una combinaci√≥n de inteligencia curatorial instintiva y audacia y puesta en escena innovadora. . Curiosamente, hubo otro elemento en sus habilidades que no fue compartido por otros importantes empresarios del cine art√≠stico antes o despu√©s: un sentido de la arquitectura y el dise√Īo urbano que lo llev√≥ a crear un conjunto de cines modernistas en el Upper East Side de Nueva York. Cinema 1 y 2, Sutton, Beekman, Plaza, Paris, que sirvieron de templos a la nueva sensibilidad del cine.

En cierto sentido, Rugoff entendi√≥ que el punto de inflexi√≥n en el cine a fines de la d√©cada de 1960 fue parte de un movimiento que implicaba que el medio ahora era parte de un entorno cultural completamente nuevo. Y sus gustos reflejaron y moldearon tanto los intereses de las audiencias emergentes que gravitaban hacia estos espacios como las obras que albergaban. Bajo su √©gida, el cine art√≠stico se ha vuelto m√°s diverso, m√°s estadounidense y m√°s orientado a la juventud. Las pel√≠culas m√°s emocionantes ya no salieron simplemente de cabezas de huevo europeas. El nuevo entorno era lo suficientemente amplio como para abrazar la s√°tira escabrosa de ¬ęPutney Swope¬Ľ de Robert Downey, la mezcla transgresora de hero√≠na y sexo de ¬ęTrash¬Ľ de Paul Morrissey y la llama de Altamont de los Rolling Stones capturada en ¬ęGimme¬Ľ de los hermanos Maysles y Charlotte. Zwerin. Refugio.¬Ľ

Deja un comentario