Que de Series Peliculas En el séptimo día (2018) reseña de la película

En el séptimo día (2018) reseña de la película

McKay usa mucho los primeros planos de Cardona, la cĂĄmara lo mira escuchar, pensar, preocuparse. (Este es, sorprendentemente, el primer crĂ©dito de Cardona.) La tensiĂłn del dilema de JosĂ© se vuelve casi insoportable, y sucede sigilosamente. Con cada interacciĂłn con su jefe, JosĂ© se siente cada vez mĂĄs frustrado y cada vez menos capaz de expresarlo. Luego hay cortes rĂĄpidos para JosĂ©, que corre por las calles en su bicicleta, a veces bajo la lluvia torrencial, pedaleando tan furiosamente como puede. Cada momento se basa en el Ășltimo, hasta que casi te levantas de tu asiento al final. Los partidos de fĂștbol se graban con una hermosa y fluida sensaciĂłn de documental, destellos de caras, niños comiendo helado, neoyorquinos relajĂĄndose despuĂ©s de un largo dĂ­a de trabajo, aplaudiendo, viendo el partido. Puede ver lo que significan estos juegos, lo que significan los pasatiempos, especialmente cuando todos estĂĄn trabajando tan duro, viviendo uno encima del otro, sin poder planificar para la prĂłxima semana, y mucho menos el prĂłximo año.

AdemĂĄs de los obvios guiños al neorrealismo italiano, como (principalmente) «Ladrones de bicicletas», «En el SĂ©ptimo DĂ­a» comparte muchas similitudes con «Hijos del cielo» de Majid Majidi, en el que un niño pierde accidentalmente sus zapatos. Su hermana y tiene que encontrar una manera de reemplazarlos, sin alertar a sus padres. Es una pelĂ­cula divertida e inteligente, con un final estimulante, pero tambiĂ©n es una crĂ­tica mordaz de clase. Como «Children of Heaven», «En el SĂ©ptimo Dia» juega como un murciĂ©lago salido del infierno. Es el tipo de pelĂ­cula en la que aprendes todo lo que necesitas saber sobre un personaje, no escuchando lo que dice, sino mirando lo que hace. Todo lo que hace JosĂ© tiene un sentido, un punto y un objetivo. No le queda nada. Para cualquiera de ellos. El tĂ­tulo bĂ­blico resuena en todas partes. Dios “santificó” el sĂ©ptimo dĂ­a y “descansó” porque “a la creaciĂłn le sigue el descanso”. Al menos esa es la idea. Si trabajas, tambiĂ©n descansas. Cualquier persona civilizada deberĂ­a estar de acuerdo.

Para cuando termina «En el SĂ©ptimo DĂ­a», usted ha sido completamente absorbido por su energĂ­a y estĂĄ muy involucrado en la doble bĂșsqueda de JosĂ© para jugar la final y no perder su trabajo. Realmente no es mucho pedir.

Deja un comentario