Enemigos del estado (2021) crítica de la película

En 2009, Matt DeHart fue arrestado por posesión de pornografía infantil, pero casi de inmediato acusó al gobierno de tenderle una trampa por su participación en WikiLeaks y el grupo de piratas informáticos conocido como Anonymous. Con sus padres Paul y Leann esencialmente como portavoces, se construyó una narrativa que puso a DeHart en el mismo aliento que alguien como Julian Assange o Edward Snowden. Se enteró de la verdad sobre algo que el gobierno no podía dejar salir y entonces fabricaron acusaciones, lo metieron en la cárcel e incluso lo torturaron.

Kennebeck descubre documentos notables que respaldan las acusaciones de DeHart contra el gobierno, incluido un documento fascinante en el que firm√≥ el ¬ęConsentimiento para asumir identidad en l√≠nea¬Ľ, que otorga a los agentes no solo acceso a sus datos web, sino tambi√©n una aprobaci√≥n t√°cita para hacerse pasar por √©l. En este punto de la pel√≠cula, se presume que este incre√≠ble documento que ni siquiera sab√≠a que era posible atrapar a m√°s mensajeros en el universo de Wikileaks, pero no podr√≠a haber sido enga√Īado con la misma facilidad para atraparlos. Personas involucradas en pornograf√≠a infantil ¬ŅQui√©n ha sido acusado DeHart de posesi√≥n? ‚ÄúEnemies of the State‚ÄĚ se desarrolla regularmente en esta √°rea gris donde se supone que no estamos seguros no solo de la culpabilidad de Matt DeHart, sino tambi√©n del papel que jugaron sus padres en la configuraci√≥n de su narrativa. Trabajaron horas extras para construir la narrativa de que la gente estaba viendo los tres DeHarts y contin√ļa haci√©ndolo.

Sin lugar a dudas, tambi√©n intentaron ayudarlo a escapar de la justicia, primero llevando a Matt a una embajada rusa, donde al menos pudo haber intentado intercambiar secretos de estado, y luego a Canad√°, donde su personalidad p√ļblica como un h√©roe continuo de la era Snowden. realmente ha sido construido. . Imag√≠nese si nada de esto es cierto, entonces considere a las v√≠ctimas de DeHart viendo c√≥mo le ponen camisetas en la cara. Depende de tu est√≥mago. Y hay una historia convincente que contar sobre alguien que probablemente fue un depredador que encontr√≥ un camino a trav√©s de la era de Internet para transformarse en un √≠cono.

Deja un comentario