Escucha la crítica de la película Kenny G (2021)

Es un √≠cono de la confianza en s√≠ mismo, eso es seguro. Habla mucho sobre c√≥mo el fundador de Arista Records, Clive Davis, otro entrevistado de Lane, lo escuch√≥ tocar en Seattle e inmediatamente lo contrat√≥ e intent√≥ convertirlo en una estrella del ritmo y el blues asoci√°ndolo con el cantante Kashif y ocultando su etnia a trav√©s de fotograf√≠as. y consejos de dise√Īo en el embalaje. (¬ęQuer√≠an asegurarse de que nadie supiera que yo era blanco¬Ľ, dice). Tambi√©n aprendemos todas las otras cosas que √©l mismo aprendi√≥ a hacer superlativamente, como volar aviones, jugar golf y criar a sus dos hijos (G nos dice que quer√≠a ser el mejor padre de todos los tiempos, y la pel√≠cula se da cuenta con raz√≥n de que no tiene sentido tratar de crear un periodista de investigaci√≥n de rutina y explotar este tipo de afirmaciones).

Seg√ļn lo retratado por Lane, Kenny G (nacido Kenny Gorelick, un ni√Īo jud√≠o autoproclamado de Seattle) exuda un poco de la fiereza suave pero innegablemente efectiva de Tom Cruise. Es genial por todas las cosas que ha hecho (algunas de ellas son poco probables) y porque tom√≥ el control de su imagen al principio de su carrera y nunca tuvo que dejarlo ir porque no hubo discusi√≥n con el √©xito. Su propia direcci√≥n produjo m√°s y m√°s √©xitos instrumentales de los que nadie hab√≠a visto antes, comenzando con ¬ęSongbird¬Ľ y continuando con ¬ęSilhouette¬Ľ, que era igual de grande, y as√≠ sucesivamente.

Una variedad de cr√≠ticos, acad√©micos y figuras de la industria intentan analizar exactamente qu√© lo hace tan popular en Kenny G. Su mentor, compositor e int√©rprete de la escuela secundaria James Gardiner, especula que es su virtuoso tocar las notas largas lo que lo hizo, mientras que Ben Ratliff, un escritor de m√ļsica y cine para el New York Times, especula (de manera indirecta) que Kenny G es un √©xito porque ha logrado separarse de todas las tradiciones que podr√≠an da√Īarlo si fuera juzgado por ellas. No toca exactamente jazz (es m√°s f√°cil de escuchar con una pizca de jazz), y no es un director como lo fueron muchos h√©roes del jazz (es m√°s como otro descubrimiento). De Davis, Whitney Houston, un artista virtuoso estrella que debe colocarse frente al escenario y en el micr√≥fono frente al resto del conjunto grabado, aunque al menos Houston puede mostrar soul cuando se le solicite).

Deja un comentario