Este es mi giro crĂ­tico y resumen cinematogrĂĄfico (1980)

Luego se encuentran en su habitaciĂłn de hotel, donde (a) coquetean, (b) se involucran en juegos previos, (c) son interrumpidos y (d) pelean, adoptando el tipo de motivos que usted no puede culpar. alguien. a menos que los conozca muy bien. Sus cambios de humor son tan desagradables que casi se los puede ver pasando las pĂĄginas de sus guiones.

Ninguna acción parece ser los instintos e impulsos de dos adultos sanos que quieren tener sexo entre ellos. En cambio, parece inquietantemente una «escena de problemas», en la que los realizadores ilustran todo tipo de problemas abstractos de los que ya han hablado. Los problemas se pueden ilustrar con la «vida real» en las películas, estå bien, pero no pueden sustituirla.

El dilema de Clayburgh al comienzo de la película es que tiene esa temida aflicción de los 80, «Demasiado espacio». Significa demasiado espacio emocional, supongo; nadie tiene demasiado espacio de almacenamiento. Vive en Chicago con un promotor inmobiliario (Charles Grodin), y se dan tanta libertad que apenas parecen compartir un compromiso.

En Nueva York, con Douglas, encuentra mĂĄs intensidad emocional, supongo. EstĂĄ casado, tiene familia, pero los desafĂ­a a confiar en sus emociones. Sin embargo, cuando lo hace, Ă©l no confĂ­a en ella. La pelĂ­cula contiene una escena ridĂ­cula en LaGuardia, donde Ă©l vuela por Akron y ella a Chicago y la pregunta es si tiene o no el coraje de detenerse en Toronto con ella, mientras descubren lo que realmente sienten el uno por el otro.

El caso es que apenas saben cĂłmo pasar tiempo juntos. Nunca sabemos quĂ© tienen en comĂșn. En una racha extendida que sale como un pulgar dolorido, el ex jugador de bĂ©isbol Douglas lo lleva al Yankee Stadium, donde es homenajeado en el dĂ­a del primero. Y luego, increĂ­blemente, la pelĂ­cula se detiene en seco mientras todos vemos a los verdaderos y viejos Yankees ser presentados, corriendo por el campo, cantando la pancarta con estrellas y mĂĄs. Todos estĂĄn ahĂ­: Mantle, Maris, Howard, Ford y el resto. Pero nunca los volveremos a ver en esta pelĂ­cula.

En publicidad, esta tĂ©cnica se conoce como «interĂ©s prestado». Si le preocupa que no haya ningĂșn interĂ©s intrĂ­nseco en el producto que estĂĄ tratando de vender, pĂ­dale a una chica guapa o un atleta famoso que pose con Ă©l. Bueno, podrĂ­a funcionar para el Sr. Coffee, pero «Es mi turno» no ayuda.

Deja un comentario

Reseña y resumen de la película Smooth Talk (1986)

«Smooth Talk» se basa en un cuento de Joyce Carol Oates, quien a menudo encuentra los materiales de la tragedia clĂĄsica en la vida de la gente comĂșn. Si bien

Reseña y resumen de la película Family Plot (1976)

Pero supongo que puedo admirar una escena o dos. Hay un punto en un cementerio, por ejemplo, donde un sepulturero casi aparece fuera de «Hamlet» para mirar una låpida sospechosa

Kong: Reseña de la película Skull Island (2017)

Este material aterrizaría constantemente con un ping en lugar de un ruido sordo si la película fuera mås extraña y divertida, aunque para ser justos, a veces es extraño y