Que de Series Peliculas Extraño en la ciudad (1968) reseña de la película

Extraño en la ciudad (1968) reseña de la película

Primero dormiría. Quizås soñaría con buenas películas. Una vez hubo buenas películas en el cine, recordó. Pensó en buenas películas. No quería pensar en «Un extraño en la ciudad». Por la mañana sería diferente. Luego iría al cine.

La Ășltima vez habĂ­a sido mala. No le gustaba pensar en eso. HabĂ­a sido un cobarde. Crowther, el gran cazador blanco, no se habrĂ­a portado tan mal. Crowther habrĂ­a aguantado. Pero no lo habĂ­a hecho. DespuĂ©s de 20 minutos, le dio la espalda y huyĂł del teatro. No le gustaba pensar en eso.

Pero ahora era de mañana. No podía esperar mås. Fue al comedor de la esquina.

«No puedo soportar pensar en eso», le dijo a George, el contador. «No puedo soportar pensar en esta audiencia sentada ahí, viendo la película, esperando el final, sin siquiera luchar».

«Bueno», dijo George, «entonces serå mejor que no lo pienses».

Pero no podía mantenerse alejado. Regresó al teatro. Esta vez hubo otra escena. El héroe estaba en la oscuridad. Luego, siete hombres encendieron fósforos. Patearon al héroe. Gritó. Le golpearon la cabeza contra las escaleras. Le sirvieron vino. Ellos ríen. No hubo diålogo. Solo ruidos sordos. Era demasiado caro doblar malos westerns extranjeros. Seguiría el consejo de George, el contraman. No pensaría en eso.

Deja un comentario

Related Post