Que de Series Peliculas Get Low Movie Review & Summary (2010)

Get Low Movie Review & Summary (2010)

En el presente (dĂ©cada de 1930), Felix se entera de la muerte de un viejo amigo, lo que lo impulsa a hacer sus propios planes. Hace una visita poco comĂșn a la ciudad para encontrarse con el director de la funeraria Frank Quinn (Bill Murray) y explicar cĂłmo quiere «salir». Planea su cementerio, su piedra, su despedida e incluso el orador designado. Tiene la intenciĂłn de que todo esto suceda ahora, siempre y cuando estĂ© vivo y pueda disfrutar haciendo que su dinero valga la pena.

Frank, que es oleaginoso incluso para un empresario de pompas fĂșnebres, tiene un joven asistente de rostro fresco, Buddy (Lucas Black), que tiene una esposa y un bebĂ©, y termina convirtiĂ©ndose en el cuidador no oficial de Felix. Frank se imagina a un verdadero corker de una fiesta Getting Low y piensa que vendrĂĄn muchos habitantes, por lo que FĂ©lix recibe un nuevo impulso en su paso. Conoce por primera vez en años a Mattie Darrow (Sissy Spacek), con quien era adorable, y Frank incluso saca al reverendo Charlie Jackson (Bill Cobbs) de su sombrero, o al menos del sur de Illinois. El reverendo puede ser el Ășnico hombre vivo que sabe lo que sucediĂł esa oscura noche del incendio de la granja.

Todo conduce a la plena luz del día, durante la cual se curan los corazones, se dicen las verdades, se revelan los secretos y se vuelven a poner en orden los malentendidos, y Félix pronuncia un discurso que ha tenido que repetir durante años. La película, que se estrenó de una manera inesperada e intrigante, lleva mucho tiempo en piloto automåtico. Ahí es donde entra Duvall y Murray.

Una vez que llegas a cierto punto con un actor, no te importa mucho lo que hace, solo quieres verlo hacerlo. Lo mismo ocurre con Duvall y Murray. Jugaron versiones de estos personajes a menos de un millĂłn de millas de distancia. Duvall es un viejo y furtivo brillo, y Murray sacaba los billetes de tu billetera antes de follarte, explicando que no quiere que pases la eternidad con un bulto debajo de tu trasero.

Todo estĂĄ muy bien. Me gustĂł, pero no me digan que es profundamente conmovedor o redentor y edificante. Es una pieza de gĂ©nero para actores de personajes, lo es, y es algo honorable que lo sea. QuizĂĄs Robert Duvall sea el Ășnico hombre vivo que podrĂ­a hacer que su gran discurso aquĂ­ suene como la verdad, y sincero. Pero lo hace.
.

Deja un comentario

Related Post