Hola, mi nombre es Doris (2016) reseña de la película

No es demasiado exagerado decir que su Doris, un dron de escritorio de 60 años que nunca se ha casado, cuya vida protegida se ha pasado en Staten Island con un gato gordo y perezoso, una madre invĂĄlida exigente y dĂ©cadas. el desorden, un invento mĂĄs agudo pero no menos suave a la manera del Pequeño vagabundo de Charlie Chaplin. Incluso viste el papel en lo que alguna vez fueron lanzamientos del EjĂ©rcito de SalvaciĂłn, pero desde entonces ha sido recuperada en esa era de estilo shabby-chic como ropa vintage. Nos reĂ­mos de sus debilidades, aplaudimos sus pequeñas victorias, agonizamos por sus opciones cuestionables, compartimos sus dolores de crecimiento y le permitimos tirar de nuestros sensibles cordones. En una sociedad que con demasiada frecuencia devalĂșa a sus ciudadanos mayores, la llegada de Doris es tan bienvenida como el primer azafrĂĄn de la primavera.

Si cet indie Ă  petit budget rĂ©alisĂ© par Michael Showalter, qui partage le crĂ©dit d’Ă©criture avec Laura Terruso, est un peu plus instable dans son intrigue que Field avec ses choix Ă  l’Ă©cran, cela importe peu Ă©tant donnĂ© qu’elle est fondamentalement la pelĂ­cula. No es que no haya un desfile de rostros jĂłvenes talentosos en el elenco, presumiblemente ansiosos por compartir espacio con la estrella de la pelĂ­cula, incluidos Kumail Nanjiani («Silicon Valley»), Rich Sommer («Mad Men»), Natasha Lyonne («Orange is the New Black») y Beth Behrs («2 Broke Girls»).

Tampoco sufre por ser una especie de versiĂłn inversa del gĂ©nero mĂĄs brillante y, en Ășltima instancia, menos profundo «The Intern» con Robert De Niro y Anne Hathaway. Si bien De Niro ha actualizado su hardware convencional dejando de lado su carĂĄcter habitual de fusible corto para convertirse en una fuente de sabidurĂ­a caballeresca, «Hola, mi nombre es Doris» tiene una crudeza bienvenida que se deriva en parte de arreglĂĄrselas con menos recursos.

El desafĂ­o de los estereotipos de la aĂșn joven Field comienza temprano, ya que simultĂĄneamente experimenta la madurez y la crisis del final de la vida. La pelĂ­cula comienza con el funeral de su madre, un evento que inicialmente provoca ansiedad y que pronto ve a Doris aprovechar nuevas oportunidades, con la ayuda de una charla dada por un gurĂș de la autoayuda (Peter Gallagher en un cameo, ofreciendo consejos cursis que dicen «imposible» como «soy posible»). Pronto llegan en la forma de John Fremont (Max Greenfield, en un refrescante y atractivo cambio de ritmo de su TV Schmidt «New Girl»), el nuevo director de arte de su compañía que tiene aproximadamente la mitad de su edad. Mientras se ven obligados a reunirse en un ascensor abarrotado, un sonriente John le dice inocentemente a Doris que ama sus elegantes lentes de ojos de gato. Eso es todo lo que se necesita para energizar sus hilos romĂĄnticos y desencadenar una excitaciĂłn sexual.

Deja un comentario

RevisiĂłn de la pelĂ­cula Class Action Park (2020)

Es difĂ­cil creer que un lugar como este haya existido alguna vez, aunque la forma en que resultĂł ser lĂłgica: un hombre rico llamado Gene Mulvilhill querĂ­a tener su propio

Reseña de la película Shampoo y resumen de la película (1975)

George es interpretado por Warren Beatty como el estilista y atleta sexual estrella de Beverly Hills («Heads Come to Me»). Hace el amor feliz con varios clientes, no tanto porque

Reseña de la película Snitch y resumen de la película (2013)

Dirigida con un estilo de acción impresionante y un toque sorprendentemente dotado para las emociones familiares por el especialista Ric Roman Waugh desde hace mucho tiempo, «Snitch» se basa en