Hotel Transylvania: Crítica de la película Transformania (2022)

El devoto padre soltero Drac (Brad Hull reemplazando a Adam Sandler) nunca se ha sentido c√≥modo con su yerno humano Johnny (Andy Samberg). Es m√°s que la diferencia entre monstruos y humanos. Drac es intr√≠nsecamente restringido, ansioso y resistente al cambio, mientras que Johnny es bullicioso, aventurero e impulsivo. Cuando comienza la pel√≠cula, el hotel celebra el 125 aniversario del hotel y est√° a punto de entregar el hotel a su hija, Mavis (Selena Gomez, ahora la productora y estrella de la pel√≠cula) y Johnny. Pero la reacci√≥n entusiasta de Johnny y sus planes de cambio lo hacen recapacitar. Drac le miente a Johnny diciendo que les dar√≠a un hotel, la ¬ęley de bienes ra√≠ces¬Ľ proh√≠be transferir la propiedad a un humano. Johnny no quiere decepcionar a Mavis, por lo que visita impulsivamente el laboratorio del s√≥tano del cient√≠fico loco Van Helsing (Jim Gaffigan), quien tiene un rayo transformador a mano. Con cuidado, primero lo prueba en un conejillo de Indias real. Satisfecho con los resultados del monstruo, √©l la entrena con Johnny, quien est√° encantado con su nuevo yo monstruo parecido a un drag√≥n.

Sin embargo, cuando el rayo golpea accidentalmente a Drac, los resultados no son tan bienvenidos. ¬°Sin poderes! ¬°Sin colmillos! Adelgazamiento del cabello! Y lo peor de todo, ¬°un buen pap√°! ¬°Hablando de aterrador! El cristal m√°gico de creaci√≥n de monstruos se hace a√Īicos, y la √ļnica forma de devolverlos a su forma original es encontrar otro, siguiendo un monstruoso GPS a trav√©s de una selva tropical sudamericana. Y as√≠, es una road movie, con dos personas muy diferentes, ahora de repente diferentes entre s√≠ y entre s√≠, aprendiendo a trabajar juntas en el camino.

Es parte de lo que lo hace tan divertido que los personajes est√©n tan alejados de su sentido m√°s b√°sico de qui√©nes son. Drac pasa de la furia frustrada por no poder volar o usar el control mental, al deleite de experimentar lo que nos parece muy com√ļn: la luz del sol. Puede que sea un vampiro, pero se horroriza cuando se enfrenta a otra especie de chupasangres: los mosquitos.

La animación es excepcionalmente detallada, fluida y dinámica. La interacción de las imágenes con la acción y el diálogo agrega énfasis y giros ingeniosos que recompensarán la segunda y la tercera visualización. Hay una plasticidad vívida en los personajes que es lo suficientemente exagerada como para aprovechar la imaginación ilimitada del animador sin dejar de ser totalmente consistente con la realidad interna del mundo donde, después de tres películas más, cortos y videojuegos con estos personajes, te sientes como en casa. Los gestos y expresiones faciales son divertidísimos pero siempre al servicio de la historia y del personaje.

Deja un comentario