Que de Series Peliculas Karate Kid Part III (1989) reseña de la película

Karate Kid Part III (1989) reseña de la película

El objetivo de una secuela serĂ­a continuar la historia original, para contarnos mĂĄs sobre algunos personajes que ya hemos conocido. El problema con la mayorĂ­a de las secuelas de pelĂ­culas es que no continĂșan la historia original, la repiten. Toman los mismos conflictos, los mismos problemas y, a veces, incluso el mismo diĂĄlogo, y tratan de hacernos creer que estamos viendo una nueva pelĂ­cula. «The Karate Kid Part III» se hizo en 1989, pero todo el pensamiento original de esta pelĂ­cula tuvo lugar hace cinco años. El mismo director, el mismo escritor y la mayorĂ­a de las mismas estrellas estĂĄn de regreso para hacer las mismas cosas.

En la primera película, tuvimos el placer de conocer por primera vez a uno de los personajes verdaderamente interesantes de películas recientes, el Sr. Miyagi, un conserje japonés-estadounidense cuya vida secreta incluía el dominio de la pråctica y la filosofía del karate, y que era un filósofo sabio con un amor loco por restaurar autos viejos. Cuando se reveló a Daniel, el «niño del karate», también lo conocimos, y fue un placer adivinar sus secretos y aprender algunos de sus misterios. Esta primera película tenía una actitud sobre el karate y la vida.

La segunda película, que transfirió parte de la historia a Japón, tenía algunas ubicaciones interesantes y una linda novia para el héroe, pero no nuevas ideas para la trama, lo que implicaba que el Sr. Miyagi y su estudiante fueron empujados tan lejos por los malos que ellos superó su renuencia a luchar. En esta tercera película, el Sr. Miyagi (Pat Morita) se ha reducido a un elemento eståndar en una trama eståndar. Y Daniel (Ralph Macchio) ya no es un niño interesante, sino una serie de actitudes predecibles.

El villano Terry (Thomas Ian Griffith) es uno de esos tipos sabios con una sonrisa tortuosa, que hace cosas odiosas porque es una persona odiosa (el karate es su pasatiempo; su negocio en la vida real es tirar desechos tóxicos). Queda un pequeño lugar en la trama para el desventurado Kreese (Martin L. Kove), que dirigía la corrupta escuela de kårate en la primera película. Y luego estå una nueva novia llamada Jessica (Robyn Lively), que dirige la tienda de ceråmica frente a la nueva tienda de bonsåis del Sr. Miyagi. Y un nuevo villano (Sean Kanan), cuyo trabajo es simplemente ser violento, cruel y odioso.

Deja un comentario