La chica que jugaba con fuego (2010) rese√Īa de la pel√≠cula

Noomi Rapace regresa en el papel de Lisbeth Salander en ¬ęLa chica que jugaba con fuego¬Ľ. Fue electrizante en ¬ęLa chica del tatuaje de drag√≥n¬Ľ (2010). No se parec√≠a a la hero√≠na joven promedio. Era flaca pero no flaca, tensa pero no musculosa, m√°s solemne que infantil. Su dominio de las computadoras le permiti√≥ piratear casi cualquier informaci√≥n, y el odio a la violencia masculina contra las mujeres le dio un motivo.

Si ha visto la película anterior o leído las novelas, reconocerá a algunos de los jugadores clave aquí. Pero puedes entrar como principiante y entender. Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist) está de regreso como periodista de investigación, su revista Millennium negocia con una investigadora y su novio para averiguar los nombres y detalles del tráfico de mujeres entre Rusia y Suecia, y de hombres famosos involucrados como clientes. Larsson retrata un clima sueco corrupto en la política, el derecho y los negocios.

Aunque Mikael y Lisbeth son los protagonistas, no se encuentran hasta más tarde en esta película que la anterior. Como antes, son detectados por rastros en el ciberespacio. Lisbeth regresó a Estocolmo después de enterarse de un caso en el que está personalmente interesada y se encuentra tras la pista de un asesino. Este sendero se vuelve complejo ya que te lleva de regreso a su propio pasado y la introducción de un ex villano soviético y un monstruo imponente. En una imagen de Bond, esos serían estereotipos, pero las historias de Larsson apuntan más a las dimensiones humanas y las ubican firmemente en una Suecia bien vista de pueblos y casas de campo aisladas.

Supongo que en esencia se trata de un procedimiento policial (aunque la polic√≠a todav√≠a va por el camino equivocado). Pero Lisbeth y Mikael son individuos exc√©ntricos e inventan su trabajo de detective sobre la marcha, por lo que es dif√≠cil predecir el arco de la historia. Tambi√©n es una ventaja que los actores no sean estrellas convencionales. Esta ser√° la parte complicada de las versiones de Hollywood. Carey Mulligan y Daniel Craig fueron elegidos para el remake de ¬ęDragon¬Ľ de David Fincher en 2012 y son muy buenos, pero ¬Ņson demasiado convencionales? ¬ŅQu√© tal, oh, digamos, Edward Norton y la no ¬ęCrep√ļsculo¬Ľ Kristen Stewart?

Deja un comentario