Que de Series Peliculas La leyenda del Zorro (2005) reseña de la película

La leyenda del Zorro (2005) reseña de la película

Ahora vuelve Banderas y Zeta-Jones, con el mismo director, Martin Campbell, y de todas las ideas sobre cómo manejar el personaje de Elena, esta película ha reunido lo peor. La sublime aventurera se ha convertido en el tipo de esposa que quiere que su marido se vaya del Zorroing porque «no conoce a su propio hijo», ademås el Zorro llega tarde a casa, nunca sabe dónde estå, etc. como:

«¥La gente todavía necesita al Zorro!»

«No, ¥todavía necesitas al Zorro!»

«¥Usted exagera!»

Los santos nos preservan del Sr. y la Sra. Zorro como Bickersons. ¿Y qué hacer con su hijo, Joaquín (un buen actor que se llama Adriån Alonso), que se viste como el pequeño Lord Fauntleroy pero ha desarrollado, aparentemente por ósmosis, todas las habilidades de su padre, como ver a los malos, espiar tramas, improvisar en situaciones de emergencia y exponer un plan despreciable para derrocar al gobierno.

Es un niño brillante, pero no lo suficiente como para reconocer que el Zorro es su propio padre. Claro, el Zorro usa una måscara, pero permítanme plantearles un ejercicio hipotético a mis lectores. Imagina a tu propio padre. Eso es. Ahora colóquelo en un entorno típico: empuje hacia atrås desde la mesa de la cena, corte un tirón en una intersección o raspe su caspa. Ahora imagina a tu padre con pantalones de cuero negro, una camisa de lino negro, una capa negra, un sombrero negro plano y una måscara negra que cubre sus ojos. ¿Entendido? Ahora imagínelo empujåndose de la mesa. Sigue siendo tu padre, ¿verdad? Casi puedes escuchar a tu mamå decir: «No vayas a buscar ideas en ese låtigo».

Por supuesto, el trabajo del Zorro lo aleja mucho de casa, de lo que Elena se queja. QuizĂĄs el hijo nunca ha visto a su padre. En este caso, Elena tiene razĂłn. Mientras tanto, los malos tienen un plan para usar una sĂșper arma para provocar el colapso del sindicato y protegernos de las «razas inferiores», lo que significa el Zorro y todos los de su calaña. Es extraño, cĂłmo los personajes de pelĂ­culas que odian las «razas inferiores» nunca parecen criadores. Si se reproducĂ­an, encontrarĂ­an una lĂ­nea de susurradores de perros y subsecretarios de defensa.

Deja un comentario

Related Post