La serpiente y el arco iris (1988) reseña de la película

En la pelĂ­cula, Pullman interpreta un cruce entre William Hurt e Indiana Jones. Es un intelectual alto, guapo y sensible que estĂĄ llamado a luchar contra leopardos, luchar contra cadĂĄveres, enfrentarse a un malvado jefe vudĂș y, finalmente, ser enterrado vivo con una araña mortal que se acomoda en su globo ocular paralizado.

La misiĂłn de Pullman en su viaje a HaitĂ­ es aislar el ingrediente activo en un polvo de vudĂș secreto, para que tal vez pueda usarse como anestĂ©sico. Su contacto en HaitĂ­ es la bella Marielle CĂ©line, interpretada por Cathy Tyson en su primer papel desde «Mona Lisa». Dirige una clĂ­nica popular, como siempre hacen las heroĂ­nas sexys de estas pelĂ­culas. Otros expertos locales incluyen a Paul Winfield, como un lĂ­der local bien conectado, y Brent Jennings, como un hombre llamado Mozart que conoce todos los secretos de los ingredientes secretos.

En la mayorĂ­a de las pelĂ­culas de vudĂș, el vudĂș en sĂ­ solo se toma como telĂłn de fondo, un truco. Esta pelĂ­cula parece saber algo sobre el vudĂș (de todos modos, sabe mĂĄs que yo) y lo trata en serio como una religiĂłn, una forma de vida y un cĂ­rculo oculto que tiene secretos inexplorados por la medicina moderna. Uno de los elementos mĂĄs convincentes de la pelĂ­cula es cĂłmo los haitianos incluso mĂĄs «modernos» todavĂ­a ven el vudĂș como algo que no debe tomarse a la ligera.

A medida que Pullman penetra lentamente en la sociedad vudĂș, penetrando primero un nivel de ocultaciĂłn y luego otro, tenemos la sensaciĂłn, inusual en una pelĂ­cula de terror, de que sus hallazgos son genuinos. La pelĂ­cula fue filmada en locaciones de HaitĂ­ y RepĂșblica Dominicana y, a diferencia de la mayorĂ­a de las pelĂ­culas de vudĂș, intenta parecer y sonar realistas, incluso incluyendo clips de televisiĂłn del derrocamiento y fuga del dictador «Baby Doc» Duvalier.

El aspecto visual de la pelĂ­cula es impresionante. Nunca existe la sensaciĂłn de decorados, vestuario, extras contratados, sino mĂĄs bien la sensaciĂłn de una cĂĄmara pasando frente a personas reales en lugares reales. Incluso las escenas obviamente creadas por el hombre, incluidas algunas de las alucinaciones y fantasĂ­as vudĂș, tienen un aire de sĂłlida plausibilidad.

La película fue dirigida por Wes Craven, un maestro del terror, cuyos créditos incluyen «Last House on the Left», «Swamp Thing» y el original «A Nightmare on Elm Street». Craven nunca avanzaría en el establecimiento de Hollywood hasta que adopte esfuerzos mås respetables y, sin embargo, tiene un toque seguro para el horror y lo macabro, y «La serpiente y el arco iris». Es extraño en la forma en que toma las imågenes mås aterradoras y las hace plausible.

Deja un comentario