Que de Series Peliculas La tierra de Dios (2017) rese√Īa de la pel√≠cula

La tierra de Dios (2017) rese√Īa de la pel√≠cula

Johnny es descendiente de una peque√Īa familia de agricultores en las monta√Īas Pennine de Gran Breta√Īa, una regi√≥n del norte de Inglaterra. Cuando digo peque√Īa familia campesina, lo digo en serio: es el √ļnico hijo de Deidre y Martin, dos personas mayores que parecen vivir en el campo. El padre Martin est√° realmente discapacitado, obstaculizado despu√©s de un derrame cerebral. Esto deja a Johnny cuidando del ganado, y el cuidado del ganado se retrata con v√≠vidos detalles. Si eres aprensivo con Explicit Calving Action y sus secuelas, es posible que esta no sea la pel√≠cula para ti.

Adem√°s de llevar sobre sus hombros el peso de la finca, que le duele, Johnny tiene otro problema. Es gay, lo que se podr√≠a suponer que no va bien ni con su familia inmediata ni con los habitantes extremadamente lumpen de la peque√Īa ciudad donde Johnny va a tomar una copa. El mundo de Johnny se estremece un poco cuando Gheorghe, un inmigrante rumano con vasta experiencia y habilidad en tareas a las que Johnny parece totalmente indiferente, llega a la granja. Gheorghe es guapo, confiado y comprensivo. Todo esto molesta tanto a Johnny como a Martin al principio.

Una vez que Gheorghe y Johnny se ponen a trabajar en un área de la granja lejos de la casa principal, su aparente hostilidad entre ellos da paso a otra cosa. Una vez que han hecho el amor en el barro, comienzan a vincularse. Está despertando una especie de Edén inusual. Los animales comienzan a prosperar (o al menos les va mejor) bajo el cuidado amoroso y sabio de Gheorghe, y el propio Johnny se abre. No solo comienza a sonreír más, sino que en realidad se vuelve más guapo.

¬ęEl propio pa√≠s de Dios¬Ľ es una pel√≠cula delicada, pero no deshonesta. Sus primeros pasos est√°n en la escuela del realismo miserable, y aunque el director Lee nunca abandona su enfoque de las cosas como son, cuenta una historia de amor dejando entrar la magia desde √°ngulos inusuales. La mayor√≠a de ellos involucran, s√≠, el propio pa√≠s de Dios, un paisaje encantador bellamente capturado por la cinematograf√≠a de Joshua James Williams. La tierra se puede combatir, se puede habitar, pero nunca se puede domesticar, eso es lo que nos dicen las im√°genes.

Deja un comentario