Le bal des femmes mades (2021) rese√Īa de la pel√≠cula

¬ęEl baile de las mujeres locas¬Ľ es tanto psicodrama como melodrama, y ‚Äč‚Äč√©l usa estos abrigos con orgullo y confianza. Cada escena palpita con urgencia y emoci√≥n. Nada carece de importancia. Al mismo tiempo, la pel√≠cula es muy controlada, con un gui√≥n tenso y seguro. Laurent, que tambi√©n hizo la adaptaci√≥n, repite h√°bilmente dos narraciones separadas, corriendo una al lado de la otra a toda velocidad hasta que se cruzan.

Eugenie (Lou de Laage), una joven rica pero rebelde, es contratada en La Salp√™tri√®re contra su voluntad por su padre (C√©dric Kahn), que teme que su hija ocasionalmente hable (y escuche) a los muertos. La empujan a un edificio m√°s una mazmorra que un hospital, llena de los gritos y gemidos de las mujeres. Laurent, actriz consumada, mejor conocida por su papel en ¬ęMalditos bastardos¬Ľ, interpreta a Genevi√®ve, la enfermera jefe, presente en la traum√°tica recepci√≥n de Eugenie. Genevi√®ve se muestra fr√≠a y sin sonrisa ante el terror de Eugenie. Primero parece que Genevi√®ve es la enfermera Ratched. Sin embargo, las aguas fr√≠as son profundas. Genevi√®ve est√° llena de sorpresas.

El dormitorio es una pesadilla, con mujeres gritando y peleando o perdidas en estados catat√≥nicos. Una paciente perenne llamada Louise (Lomane de Dietrich) toma a Eugenie bajo su protecci√≥n. Louise habla con Eugenie sobre su prometido, un m√©dico, y hay algo demasiado fren√©tico en esta declaraci√≥n. Resulta que, como era de esperar, todo tipo de cosas horribles est√°n sucediendo detr√°s de esas enormes puertas: explotaci√≥n, crueldad innecesaria y agresi√≥n sexual. Juntas, estas cosas no solo perpet√ļan la locura, sino que la crean. Muchas de estas mujeres no est√°n en absoluto ¬ęlocas¬Ľ. Pueden ser agudos o ¬ęhist√©ricos¬Ľ (en la jerga del d√≠a), algunos tienen epilepsia y, en el caso de Louise, signos claros de trauma sexual. Los tratamientos (sangr√≠as, magnetoterapia, hidroterapia, aislamiento) son b√°rbaros. A veces, una de estas mujeres traumatizadas es proyectada frente a una audiencia, los hombres del cuadro de Brouillet, para ser hipnotizados por Charcot (Gr√©goire Bonnet). Charcot ha convertido el manicomio en un lugar de espect√°culo, culminando con un grotesco ‚Äúbaile‚ÄĚ disfrazado, donde el p√ļblico viene a admirar a las ‚Äúchicas locas‚ÄĚ, todas disfrazadas.

El problema de Eugenie no es que est√© ¬ęloca¬Ľ. Es que ella realmente habla con los muertos y se niega a retroceder, incluso bajo una presi√≥n extrema. C√≥mo termina usando el regalo que le caus√≥ tantos problemas es una de las alegr√≠as de esta pel√≠cula a menudo desgarradora. Esto no es lo que esperamos y se trata de Genevi√®ve. En muchos sentidos, las ¬ęredes de susurros¬Ľ de mujeres son la verdadera historia aqu√≠, c√≥mo las mujeres pasan informaci√≥n subrepticiamente, sin que la cultura mis√≥gina ejerza su poder sobre ellas.

Laurent presta mucha atención a todas las mujeres en el dormitorio, permitiéndoles ser individuos, no solo un telón de fondo genérico para el viaje de Eugenie. El enfoque de Laurent llena de vida las escenas: emergen personajes, historias, tragedias, susurradas y transmitidas. La película no mira a las mujeres como lo hacen los hombres en la protesta. La película los ama, se preocupa por ellos.

Deja un comentario