Que de Series Peliculas Let the Sunshine In (2018) rese√Īa de la pel√≠cula

Let the Sunshine In (2018) rese√Īa de la pel√≠cula

Es el toque de un maestro cinematogr√°fico. Claire Denis es la guionista y directora de esta pel√≠cula, y seguramente es, al igual que su colaboradora, la directora de fotograf√≠a Agn√©s Godard. ‚ÄúLet The Sunshine In‚ÄĚ (el t√≠tulo es una traducci√≥n / transposici√≥n horriblemente mala de una frase relevante pronunciada en la √ļltima escena de la pel√≠cula) pronto pone a estos personajes en ropa y conversaci√≥n. La mujer es Isabelle, exitosa artista visual y madre divorciada, interpretada por la siempre asombrosa Juliette Binoche. El hombre es Vincent, un banquero casado que tiene sus dedos fornidos en el mundo del arte, y le gusta incitar a Isabelle con chismorreos de qui√©n-qui√©n-se-acost√≥-con-qui√©n sobre due√Īos de galer√≠as y antiguos amantes. Vincent, interpretado con gusto y con un gusto espectacular por Xavier Beauvois (el actor y cineasta m√°s conocido aqu√≠ por haber dirigido ¬ęOf Gods And Men¬Ľ en 2010) es un trabajo real, infinitamente arrogante, un esnob del whisky grotescamente pedante y condescendiente (son peores que el vino snobs si te imaginas algo as√≠) quien, en una escena, le pide a un barman que le traiga ‚Äúaceitunas sin gluten‚ÄĚ. Es el primero de una serie de amantes con los que Isabelle pelea en esto.

Como Muddy Waters, Isabelle no puede estar satisfecha. El espectador puede estar destinado a dejar boquiabierto al ver a esta bella mujer pegada a un pat√°n contento como Vincent, pero su cordura, que insin√ļa al final de la pel√≠cula, tiene un significado perfecto pero perverso. Despu√©s de alejarse de √©l, toma un aperitivo frustrante con un actor de teatro an√≥nimo con el que quiere colaborar en un proyecto sin nombre. Incluso despu√©s de que √©l le confiesa su alcoholismo, ella concibe una inc√≥moda seducci√≥n; su relaci√≥n poscoital se parece m√°s a boxeadores en un ring que se niegan a acercarse que a una afinidad rom√°ntica o sexual.

La pel√≠cula contin√ļa narrando las luchas de Isabelle. Esta no es la historia de una mujer inteligente que toma malas decisiones; La mente de Denis no es tan simplista. La directora se ha ocupado de una variedad bastante amplia de temas durante su larga y maravillosa carrera. El deseo femenino, en este caso, no es en el que se ha apoyado a menudo. ¬ęFriday Night¬Ľ de 2002 fue la √ļltima vez que lo tom√≥ de manera tan directa. En √©l, una joven a punto de ingresar a una uni√≥n permanente se encontr√≥ en circunstancias que le permitieron una fuga breve que tambi√©n pudo haber sido una revelaci√≥n. En esta pel√≠cula, Isabelle, tan hermosa e inteligente como es, se siente constre√Īida por fuerzas a las que ni siquiera puede hacer frente. ¬ŅEs lo m√°s apropiado para ella a su edad vivir, como ella dice, una ¬ęvida sin deseos¬Ľ?

Claramente no. Pero la pel√≠cula se enfrenta al hecho de que, especialmente para las mujeres, la b√ļsqueda del deseo en la mediana edad es un camino dif√≠cil. Para agregar un giro a esta demostraci√≥n, Denis la interrumpe al final de la pel√≠cula y salta brevemente al gui√≥n de otra persona, alguien que hab√≠a sido un extra√Īo hasta ahora. Luego, el cineasta lo envuelve en un plan final que es a la vez cerebral, caprichoso e ir√≥nico en su sabidur√≠a. Parte de la confianza de la pel√≠cula proviene de aceptar cosas que no se pueden conocer.

Deja un comentario

Related Post