Lo que hicieron nuestros padres: un legado nazi (2015) rese√Īa de la pel√≠cula

Un hombre, Niklas Frank, est√° en paz con lo que hizo su padre Hans Frank, expresando abiertamente su verg√ľenza y odio por la ideolog√≠a t√≥xica y las personas que la difundieron por Europa. Una vez considerado un pr√≠ncipe de Polonia cuando su padre se convirti√≥ en gobernador general del pa√≠s, Niklas ahora lleva una foto del cad√°ver de su padre justo despu√©s de su ejecuci√≥n, como un recordatorio de lo que sucede cuando la democracia y la humanidad perecen en la Tierra. Al final de la pel√≠cula, mientras est√° sentado en la sala del tribunal donde su padre fue condenado a muerte, declara con un poco de paz: ¬ęEste es un lugar feliz¬Ľ.

En el otro lado del argumento est√° Horst von W√§chter, un hombre de igual bondad en la privacidad de la pel√≠cula en el nivel conversacional. A lo largo de su vida, Horst reconoce que sucedieron cosas terribles en Europa durante la √©poca del r√©gimen nazi y se muestra comprensivo con quienes perdieron la vida o su linaje. Pero su propio padre, Otto von W√§chter, que fue clasificado unos escalones por debajo del de Niklas y fue responsable del transporte a los campos de concentraci√≥n, no es directamente responsable de las atrocidades. Al menos eso es desde la perspectiva de Horst, quien afirma ansiosamente que su padre era un hombre honesto. ¬ęNo ten√≠a otra opci√≥n¬Ľ, dice. El grado de su negaci√≥n es inquietante y proporciona la piedra inm√≥vil que hace que ¬ęLo que hicieron nuestros padres: un legado nazi¬Ľ sea tan conmovedor.

Los dos hombres se re√ļnen para este documental de un abogado internacional, Philippe Sands es originario de Londres pero tiene su propia historia personal con el Holocausto: su familia qued√≥ casi devastada por el genocidio, y su abuelo se fug√≥. Sands es el escritor y productor ejecutivo de esta compa√Ī√≠a, pero a diferencia de muchas personas que han editado un documental con sus caras en √©l, no parece ansioso por no aparecer en una luz particularmente grande, sino por servir a su agenda: hacer admitir ante Horst la verdad sobre su padre y renunciar a su amor por √©l. El verbo clave es ¬ęhacer¬Ľ, m√°s all√° de gritarle como desee y observar sus interacciones, sin embargo comprensivas, Sands elimina la distancia entre Horst y la verdad. Pero la presentaci√≥n, por ejemplo, de documentos que detallan los cr√≠menes de guerra de von W√§chter no hace nada. ‚ÄúTengo tantos documentos de personas que lo conocieron personalmente que dec√≠an que era un personaje decente‚ÄĚ, desv√≠a Horst.

Deja un comentario