Que de Series Peliculas Los juegos del hambre: Sinsajo РRevisión de la película Parte 1 (2014)

Los juegos del hambre: Sinsajo РRevisión de la película Parte 1 (2014)

Tambi√©n hay una ligera presi√≥n de la cr√≠tica y la s√°tira medi√°tica, aunque esta vez est√° menos centrada en las distracciones infantiles del caos televisivo y m√°s interesada en construir im√°genes pol√≠ticas. Al igual que las otras pel√≠culas de la serie, esta secuela de ¬ęLos juegos del hambre¬Ľ evoca bien los fen√≥menos actuales del mundo real mientras se niega t√≠midamente a participar en una alegor√≠a espec√≠fica. Un ataque deliberadamente suicida contra un objetivo del gobierno fuertemente armado se hace eco ligeramente de las im√°genes de la resistencia no violenta del levantamiento indio contra el movimiento de derechos civiles brit√°nico y estadounidense, hasta el punto en que los rebeldes que avanzan dejan de absorber los castigos y comienzan a distribuirlos. . Katniss se vende a personas de ideas afines como el Che Guevara o el joven Fidel Castro (o tal vez alg√ļn tipo que se burle de Al Qaeda o ISIS, aunque el p√ļblico occidental, por supuesto, prefiere no verlo de esa manera). Gran parte de la primera mitad de la pel√≠cula trata sobre Katniss siendo moldeada y vendida e incluso empaquetada por Coin y sus aliados como una especie de repartidor prefabricado, el Mickey Mouse o Mr. Clean de la revoluci√≥n, y luego rebelarse contra ella. esta tendencia y apareciendo. (con la ayuda de Plutarco) que en la revoluci√≥n, como en la publicidad, la autenticidad se vende mejor que la delicadeza.

El problema es que, a pesar de toda su inteligencia superficial, ¬ęSinsajo, Parte 1¬Ľ tiene poca profundidad, y eso a veces lo hace mucho m√°s frustrante de lo que podr√≠a haber sido una pel√≠cula conscientemente superficial y est√ļpida. A veces parece que los cineastas quieren cr√©dito por m√°s atrevimiento pol√≠tico (en un √©xito de taquilla convencional) de lo que realmente est√°n dispuestos a ganar. Hay muchos indicios tentadores e incluso poderosos, como Katniss dirigi√©ndose a su audiencia mientras se encontraba en un paisaje urbano bombardeado por las fuerzas de Snow, una escena que evoca equipos de filmaci√≥n pro-palestinos mostrando el da√Īo colateral de los ataques a√©reos israel√≠es; pero estos nunca se desarrollan m√°s all√° del menor rastro de una noci√≥n, y se encuentran bastante torpemente al lado de todos los clich√©s narrativos y atajos emocionales de la pel√≠cula: la escena donde el √≠cono excesivamente ‘envuelto’ tira el gui√≥n y habla desde el coraz√≥n; la escena en la que el poderoso y viejo villano es afeitado con una navaja de afeitar y es cortado y trata la herida como una met√°fora; etc.

La participaci√≥n de Katniss en un tri√°ngulo amoroso casto y (aparentemente deliberadamente) mediocre con dos j√≥venes de carisma insignificante parece destinada a fortalecerla y asegurar que nadie pueda robarle el espect√°culo al personaje principal; Hay un aspecto de ‘cambio es juego limpio’ en eso, y a veces eso se desarrolla como la respuesta largamente retrasada a esas pel√≠culas de los 70 impulsadas por personajes masculinos s√ļper capaces, a menudo interpretados por Paul Newman o Robert Redford o Al Pacino, cuyos intereses amorosos eran problema hirviendo. Katniss es un personaje tan poderoso, fuerte y directo que no se ver√≠a disminuida al enfrentarse a protagonistas rom√°nticos m√°s interesantes. Tal como est√°n las cosas, es como Scarlett O’Hara frente a dos Ashley Wilkes. La dulce energ√≠a rom√°ntica de la pel√≠cula podr√≠a no parecer tan evidente si este episodio en particular no encontrara a Katniss en un estado vulnerable, recuper√°ndose del da√Īo f√≠sico y emocional; ella es mucho m√°s pasiva aqu√≠ que en episodios anteriores (lo cual es fiel a la novela, me dijeron), pero todav√≠a es frustrante verla reducida a un espectador durante el cl√≠max de acci√≥n de la pel√≠cula, al ver a tipos heroicos hacer cosas heroicas en pantallas de televisi√≥n.

A pesar de todo esto, ¬ęSinsajo, Parte 1¬Ľ sigue siendo una pel√≠cula apasionante, con un final desgarrador. Es lo suficientemente bueno para hacer avanzar la historia, pero nada m√°s. Tiene un buen coraz√≥n, ejemplificado por su inspiradora hero√≠na. Si solo hubiera poes√≠a, o alg√ļn tipo de agudeza.

Deja un comentario

Related Post