Martha Marcy May Marlene (2011) rese√Īa de la pel√≠cula

Necesita ayuda calificada. Sin duda, necesita m√°s informaci√≥n de la que Ted y Lucy est√°n dispuestos a ofrecer. La tratan como si estuviera ¬ęausente¬Ľ por sus propias locas razones y no tienen idea de su terremoto psicol√≥gico. Ted, en particular, no quiere que nada altere su estilo de vida narcisista y acomodado. No pas√≥ por el costo y la molestia de construir la casa de sus sue√Īos, solo para escuchar a una ni√Īa comentar que era demasiado grande para dos personas.

El rendimiento contribuye en gran medida a la eficacia de la película. Elizabeth Olsen, hermana de las gemelas Olsen, es aquí un verdadero descubrimiento: infantil y sin embargo profunda, vulnerable pero con una voluntad en desarrollo, hermosa de una manera natural y no forzada. Su llamada me recuerda a Michelle Williams. Ella tiene una amplia gama de emociones con las que lidiar aquí, y en su primer gran papel, instintivamente parece saber cómo hacer esto.

La otra actuaci√≥n imprescindible es la de John Hawkes, como l√≠der del culto. Todos estos tipos parecen tener algo. Los seguidores de Charles Manson se convirtieron en los t√≠teres de su mente. La actuaci√≥n de Hawkes se modula cuidadosamente para sugerir de manera convincente c√≥mo un hombre podr√≠a asegurarse su confianza, luego su amor y finalmente su fuerza de voluntad. Es tan atractivo en las primeras escenas con Martha que bien podr√≠an averiguar si fue una verdadera historia de amor. Agregue a la ecuaci√≥n que Martha necesita desesperadamente un ¬ęhogar¬Ľ y ¬ępaternidad¬Ľ, y ver√° c√≥mo se le viene directamente a la mente.

Creo que es un error que la pel√≠cula intente establecer paralelismos entre la casa de campo y la casa del lago. Entendemos que Martha se vendi√≥ en el estilo de vida de culto de subsistencia (todas las mujeres duermen en la misma habitaci√≥n) y valores (no tienen timidez ante la desnudez y el sexo), y que el materialismo grosero de la vida de su hermana lo ofende. Uno se pregunta qu√© se llev√≥ a la granja, que solo dos a√Īos despu√©s ha cambiado lo suficiente como para poder meterse en la cama con Lucy y Ted justo cuando parecen estar compartiendo un orgasmo. Martha, simplemente no est√° hecho. Si bien se opone a la riqueza que la rodea, parte de Patrick siempre piensa por ella. Ahora que est√° libre, puede encontrar recursos de su hermana para reubicarse y reconstruir.

Deja un comentario