Max rese√Īa de la pel√≠cula y resumen de la pel√≠cula (2003)

¬ęMax¬Ľ imagina un escenario ficticio en el que el joven Adolf Hitler (Noah Taylor) se hace amigo de un comerciante de arte jud√≠o con un solo brazo llamado Max Rothman (John Cusack) en Munich en los a√Īos posteriores a la Primera Guerra Mundial global. Ambos sirvieron en el ej√©rcito alem√°n. y luch√≥ en la misma batalla, donde Rothman perdi√≥ su brazo. El marchante abre una galer√≠a de arte de vanguardia en una f√°brica abandonada en expansi√≥n, con artistas como George Grosz y que atrae a los principales coleccionistas, y Hitler, agarrando su billetera kitsch. Rothman se compadece de este hombre y es amigable con √©l, conmovido por el patetismo que se esconde tras sus bravuconadas.

La pel√≠cula, escrita y dirigida por Menno Meyjes, quien escribi√≥ ¬ęEl color p√ļrpura¬Ľ, fue atacada por intentar ¬ęhumanizar¬Ľ a un monstruo. Pero, por supuesto, Hitler era humano, y tenemos que averiguar eso antes de que podamos averiguar algo m√°s sobre √©l. Deshumanizarlo es caer bajo el hechizo que lo elev√≥ al rango de F√ľhrer, un ser m√≠tico que traspas√≥ a los alemanes y oscureci√≥ al tonto hombrecillo del bigote. Reflexionar sobre los primeros a√Īos de Hitler con el conocimiento de sus √ļltimos a√Īos es comprender c√≥mo la vida puede jugar trucos c√≥smicos con resultados tr√°gicos.

¬ęMax¬Ľ sugiere que la verdadera obra de arte de Hitler era √©l mismo y el estado nazi que imagin√≥ por primera vez en t√©rminos de fantas√≠a; incluso cuando era joven, lo vemos garabateando con esv√°sticas y dise√Īando uniformes de c√≥mics. La ropa hace al hombre y, hasta cierto punto, la habilidad de Hitler como dise√Īador de moda hizo a los hombres nazis. ‚ÄúSoy la nueva vanguardia y la pol√≠tica es el nuevo arte‚ÄĚ, le dijo a Rothman, no equivocadamente.

Si Hitler es un misterio, ¬Ņqu√© debemos pensar de Max Rothman? John Cusack lo interpreta como un hombre de empat√≠a, que soporta las rabietas de sus artistas y siente l√°stima por este Hitler desali√Īado que conoce por primera vez como repartidor de licores. El propio Rothman quer√≠a ser artista, pero lo dej√≥ en suspenso despu√©s de perder su brazo. Regres√≥ a una c√≥moda vida burguesa en Munich, con su doctor-en-ley, su confiable esposa, Nina (Molly Parker), y su estimulante amante, Liselore (Leelee Sobieski). Cuando cuestiona su amistad con el pat√©tico Hitler, sus respuestas son simples: ¬ęRegres√≥ de la guerra a la nada. No tiene amigos¬Ľ. S√≠, Hitler es antisemita y no lo oculta. Pero en Alemania en ese momento, el antisemitismo era como los tiempos; no hab√≠a nada que pudieras hacer al respecto y ten√≠as que irte. Rothman se toma los desvar√≠os de Hitler con cansancio y tristeza, y en un momento a Liselore, ¬ęle dije que sus locas ideas lo estaban frenando como artista¬Ľ. Nunca, ni por un momento, hay un atisbo de evidencia que sugiera que Hitler podr√≠a haber sido un artista de √©xito. Sus dise√Īos parecen el tipo de caricaturas que los ni√Īos aburridos crean en sus cuadernos en la √ļltima fila de la clase de geometr√≠a, jugando con sus transportadores y so√Īando con superhombres. Hitler instintivamente no vio el sentido del arte abstracto; en un momento, sugiere que Rothman enmarque su diarrea. Se nos recuerda que en el poder, los nazis y los sovi√©ticos prohibieron y quemaron el arte abstracto. Curioso, este arte que pretend√≠a representar nada, sin embargo, representaba tanto para ellos. El arte es quiz√°s una amenaza para el totalitarismo cuando no tiene un tema claro y censurable y se deja a las reflexiones del ciudadano.

Deja un comentario

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Last Days Movie (2005)

Estas muertes no son heroicas ni significativas y, si bien pueden ser tr√°gicas, no tienen la estatura de una tragedia cl√°sica. Son est√ļpidos y despreocupados, y en ¬ęElefante¬Ľ son monstruosos,

Two for the Road (1967) rese√Īa de la pel√≠cula

Pero el hecho de que una película se vea bien no significa que tenga algo que decir. A menos que seas un hippie, no puedes hacer una historia de amor

Rese√Īa cinematogr√°fica y resumen cinematogr√°fico del mediod√≠a de Shanghai (2000)

La trama, por supuesto, es solo un tendedero para las secuencias de artes marciales de Chan, los divertidos riffs verbales de Wilson y mucho mal humor. Un material como este