Que de Series Peliculas Mayo Film Review & Film Summary (2003)

Mayo Film Review & Film Summary (2003)

La colega de May en la clĂ­nica es Polly (Anna Faris), una lesbiana, siempre abierta a nuevas experiencias. Un dĂ­a en que May se corta con un bisturĂ­, Polly queda fascinada. Entonces May la interrumpe inesperadamente. Polly retrocede, grita, piensa y dice: «Me gustĂł eso. Hazme otra vez». Al igual que Adam, ella estĂĄ erĂłticamente conmovida por la extravagancia de May, hasta cierto punto. Hay una secuencia erĂłtica que involucra a May y Polly, no explĂ­cita pero sĂ­ muy evocadora, y no es solo una ‘escena de sexo’ sino una forma de mostrar que para Polly el sexo es entretenimiento y para May es diversiĂłn ‘de fundamental importancia.

McKee utiliza varios fetiches de forma discreta. May no fuma, pero atesora un paquete de cigarrillos que le dio Adam, y los preciosos cigarrillos se miden uno a uno como cĂłmplices de sus acciones. Tiene una muñeca de la infancia que mira desde su ventana; en una pelĂ­cula menor cobrarĂ­a vida, pero en esta hace lo que sea necesario para vivir en la mente de May. Cuando May se ofrece como voluntaria para trabajar con niños ciegos, tememos algĂșn tipo de explotaciĂłn, pero las escenas se manejan para crear suspenso, no falta de respeto.

La película oscurece sutilmente su tono hasta que, cuando llega el horrible final, podemos ver cómo llegamos allí. Hay un plano final del que se reirían en otro género cinematogråfico, pero «May» gana el derecho a él, y funciona, y lo entendemos.

Hay tantas pelĂ­culas de terror malas. Un vale es increĂ­blemente difĂ­cil de hacer. Debe sentir una simpatĂ­a fundamental por su monstruo, al igual que pelĂ­culas tan diferentes como «Frankenstein», «Carrie» y «El silencio de los corderos». Debe ver que ellos tambiĂ©n estĂĄn sufriendo. Los crĂ­menes de demasiados monstruos de terror parecen ser para su propio entretenimiento o el nuestro. En las mejores pelĂ­culas de terror, los crĂ­menes son inevitables y los monstruos son impulsados ​​hacia ellos por la implacable urgencia de su naturaleza.

Deja un comentario

Related Post