Que de Series Peliculas Mickey Blue Eyes (1999) reseña de la película

Mickey Blue Eyes (1999) reseña de la película

Michael estå cometiendo un error de todos modos. Conoce a su padre (James Caan), que dirige un restaurante donde los clientes parecen ser abastecidos por Central Casting, Gangster Division. El inimitable Joe Viterelli, que era tan divertido como guardaespaldas en «Analyze This», estå incluso en el juego. Michael tarda en comprender: «¿Tu padre es una especie de proveedor de servicios de catering?» Y hace las preguntas equivocadas por las razones correctas («¿Sois mayormente de la familia?»). Pero antes de que ella se dé cuenta de lo que estå pasando, su padre se ha enamorado de Michael y el matrimonio estå en marcha.

Complicaciones. The Big Boss (muy bien interpretado por Burt Young) no conoce la historia real. Hay malentendidos. Michael tiene que fingir ser un gångster para salvar su vida. Toma lecciones de pronunciación, para aprender a hablar como un gångster, y Grant maneja tan mal estas escenas que la película se descarrila y nunca lo supera. O no puede hacer un acento de multitud plausible o pensó que no era necesario. Los gritos y gorgoteos que produce, tanto durante la clase como mås tarde, son tan apagados y peculiares que uno se pregunta por qué los otros actores no se detienen y esperan la siguiente toma.

Grant se equivoca para el papel de todos modos. Tiene una buena lĂ­nea de encanto e ingenio, puede jugar inteligente y vulnerable, y es comprensivo. Pero nunca hay un momento aquĂ­ en el que nos convenza de que estĂĄ realmente desesperado o en peligro. Cae en la pelĂ­cula como invitado; nos recuerda a alguien imperturbable como David Niven, a pesar de que Niven podĂ­a jugar desesperado cuando lo necesitaba.

Jeanne Tripplehorn es lo suficientemente convincente como una mujer que lo ama, aunque debe haberle parecido extraño, ser tan intensa frente a su aplomo. Caan y Young estån en casa (los delgados labios de Young liberan cada palabra a regañadientes), y Viterelli es una montaña de plausibilidad. Pero sin un centro fuerte, no hay suficiente para que jueguen contra ellos.

Deja un comentario

Related Post