Que de Series Peliculas Midnight Traveler (2019) rese√Īa de la pel√≠cula

Midnight Traveler (2019) rese√Īa de la pel√≠cula

El hecho de que Fazili, su esposa y sus dos hijas peque√Īas tuvieran la presencia de √°nimo para documentar sus juicios bajo cualquier circunstancia es asombroso, y conduce a debates √©ticos internos en el camino. Pero luego el siguiente paso dif√≠cil fue mantener el metraje intacto y unirlo en una narrativa cohesiva y convincente, lo que hizo el director Fazili con la ayuda de la escritora, editora y productora Emilie Mahdavian. El resultado es simple y directo, pero el drama habla m√°s que por s√≠ mismo y cumple su misi√≥n de poner un rostro √≠ntimo y humano en un tema aparentemente abrumador y distante.

Desde el principio, uno de los motivos m√°s identificables de ‘Midnight Traveller’ es c√≥mo Fazili y su esposa, la tambi√©n cineasta Fatima Hossaini, intentan hacer la vida lo m√°s normal posible para sus hijas: Nargis, que parece tener unos 7 a√Īos en el cine. empezar, y la peque√Īa Zahra. Los ni√Īos se retuercen con impaciencia en el asiento trasero del autom√≥vil en el primer viaje desde Tayikist√°n, donde la familia hab√≠a vivido durante 14 meses en busca de asilo, y la ciudad natal de Fazili, Mazar-i-Sharif, Afganist√°n, adonde deber√≠an ir. brevemente antes de ir en serio. Zahra se acurruc√≥ contra el pecho de su madre. Nargis mira por la ventana las vastas e interminables extensiones de la nada seca y desolada. Ella esta aburrida. M√°s tarde, en un campo de refugiados en Sof√≠a, Bulgaria, llorar√° grandes y convulsivas l√°grimas de aburrimiento, pero su angustia y miedo subyacentes son palpables. A√ļn as√≠, podr√≠a cualquier familia en cualquier viaje por carretera a cualquier destino tur√≠stico.

¬ęMidnight Traveller¬Ľ sigue a los Fazilis mientras viajan desde Afganist√°n a trav√©s de Ir√°n, Turqu√≠a, Bulgaria, Serbia y finalmente Hungr√≠a, donde se encuentran recluidos en un √°rea de tr√°nsito que parece m√°s una prisi√≥n a la espera de una respuesta a su caso. Cercas de alambre de p√ļas rodean los edificios de metal duro con la vista surrealista de un columpio en medio del suelo de grava. En el camino, somos testigos de desaf√≠os grandes y peque√Īos: disturbios en las calles de la ciudad y picaduras de chinches en las s√°banas, la amenaza de secuestro y el dolor de una lesi√≥n en el tobillo.

Deja un comentario

Related Post