Millions Movie Review (Una historia de loterĂ­a) (2008)

La pelĂ­cula sigue a cuatro trabajadores de la cocina de una escuela secundaria en Minnesota y dos neoyorquinos que alguna vez fueron famosos por ser los primeros en ganar $ 5 millones en los albores de la loterĂ­a y convertirse en las estrellas de los comerciales televisados. Los Minnesotans, 16 en total, dividieron $ 95,450,000 en un boleto compartido de Powerball, que asciende a $ 5,965,625 cada uno, una cifra que ninguno de ellos mencionĂł.

Son de Holdingford, Minnesota, una ciudad que el propio Garrison Keillor llamó una vez «la ciudad del lago Wobegon en Minnesota». La ciudad es tan típica de sus monólogos que no solo las calificaciones de la escuela secundaria estån por encima del promedio, sino que la carretera hace un desvío de cuatro millas solo para evitarlo. De las cuatro mujeres que conocemos, todas provienen de familias numerosas (hablo de 11 o 16 hijos), todas han trabajado duro en granjas lecheras familiares, muchas todavía tienen vacas lecheras como segundo trabajo y ninguna tiene trabajo. renunció a su trabajo en la cocina de la escuela secundaria.

Phylis Breth es muy elocuente sobre cómo permanecer en el trabajo. «Son mis mejores amigos y amo mi trabajo». Ella es apta para lavavajillas y usa una risa para terminar muchas oraciones. «Me duelen las rodillas, he tenido cuatro cirugías y este trabajo te mantiene activo. Los días que sirven puré de papas o queso se vuelve bastante agitado». Como algunos de los demås, compró una casa nueva, no una mansión, simplemente acogedora, y finalmente tiene lo que siempre ha soñado, un refrigerador con una måquina de hielo. Ella todavía llega a cada venta de garaje, abalanzåndose sobre una bola de helado de $ 2.

Entre los neoyorquinos, que ganaron a principios de la década de 1970, Lou Eisenberg vive jubilado en West Palm Beach, Florida, en un condominio muy båsico. Todas sus ganancias se han ido y se las arregla con la seguridad social y una pequeña pensión. Pero tiene novia, conoce gente donde quiera que va, apuesta a diario en la cancha de perros. Gastó cada cheque de lotería casi como llegó. ¿Por qué no invirtió para el futuro? «Nunca pensé que viviría hasta los 76».

El otro, Curtis Sharp, tambiĂ©n acumulĂł ganancias. Algunos de ellos fueron a invertir en una empresa que afirmaba fabricar un automĂłvil elĂ©ctrico que podĂ­a funcionar indefinidamente sin tener que recargarse. En un momento, la empresa fue valorada en “miles de millones”, asegura, antes de que el gobierno interviniera y acusara al organizador de vender acciones fraudulentas. Curtis todavĂ­a piensa que el tipo estaba a la altura: «AlgĂșn dĂ­a esta inversiĂłn darĂĄ sus frutos». DespuĂ©s de haber sido «bebedor y fornicario», se mudĂł a Nashville para comprar un porro de cerveza. Luego vio la luz, encontrĂł a JesĂșs y es un predicador.

Deja un comentario

Mi nombre es Emily (2017) reseña de la película

Lo mejor de Emily es que la interpreta Evanna Lynch. Lynch, quien interpretĂł a la encantadora y abstracta Luna Lovegood en algunas de las imĂĄgenes de Harry Potter, se ha

Reseña de la película La Cage aux Folles (1979)

La pelĂ­cula estĂĄ basada en una obra de teatro de hace mucho tiempo en ParĂ­s, y es un Ă©xito en toda Europa, pero pensamos que era un poco difĂ­cil de

Reseña y resumen de la película House Party (1990)

En el caso de «House Party», el musical es un lienzo utilizado por el director Reginald Hudlin para mostrarnos adolescentes negros con una frescura y originalidad poco comĂșn en el