Mississippi Grind (2015) reseña de la película

Gerry, sin embargo, es una mala noticia, quizĂĄs la peor, ya que realmente ama a Curtis pero es una persona destructiva. Gerry parece infeliz y entrañable al principio, pero en realidad es pasivo-agresivo, manipulador e incapaz de controlar sus impulsos. No puede estar feliz porque cuando comienza esta historia da la vuelta al fondo del desagĂŒe. EstĂĄ divorciado y vive solo con su gato, bebe demasiado y gasta el poco dinero que gana como agente inmobiliario en bebidas alcohĂłlicas, juegos de cartas y apuestas en el canĂłdromo local. Es un mentiroso habitual que no puede dar a nadie una respuesta directa sobre cuĂĄndo ganĂł o perdiĂł, o quĂ© necesita o quiere. Se queda fuera toda la noche con Curtis y choca contra su casa y casi detona una proyecciĂłn de una casa. Él le debe al usurero local decenas de miles de dĂłlares (Alfre Woodard, no el elenco que necesariamente esperas, pero quĂ© excelente actuaciĂłn: genial y decidido, pero entendiendo los problemas de Gerry).

Cuando Gerry insiste en unirse a Curtis en su camino a un torneo de pĂłquer, con Curtis aportando la participaciĂłn de Gerry, por supuesto, «Mississippi Grind» se convierte en una road movie bastante tradicional de dos personajes, con paradas para recuperar el juego. La ex esposa de Gerry ( Robin Weigert, coprotagonista de «Deadwood») y un interludio en el que participaron un par de mujeres (Analeigh Tipton y Sienna Miller) que de inmediato se encariñaron con los chicos y los invitaron de regreso a casa, donde Gerry revela un talento inesperado para el piano. Lo que vemos aquĂ­ es un hombre, Gerry, que juega no solo con el dinero, sino con lo que queda de su vida casi arruinada, arriesgando todo lo que tiene en cada momento de la historia por una fantasĂ­a a largo plazo que espera resolverĂĄ sus problemas. y redĂ­melo a los ojos de los que lo descartaron. Desafortunadamente para Gerry, esta es una de esas pelĂ­culas que cuenta la historia de que la vida no es como las pelĂ­culas. Regardez le visage de Gerry alors qu’il se rend compte que son ex-femme ne va pas juste sauter dans ses bras et commencer Ă  l’embrasser, et regardez son visage alors qu’elle regarde le visage de Gerry tomber sous le poids de la realidad.

«Mississippi Grind» gana una gran cantidad de su elenco no cliché. En nueve de cada diez películas con una trama similar, sería Reynolds como Gerry (mås joven, mås convencionalmente guapo, mås enérgico, mejor arreglado) y Mendelsohn como Curtis (que a veces parece una especie de figura de hermano. buscando un hermano autodestructivo). Piense en Matt Damon y Edward Norton en «Rounders», o (aunque no hay un elemento importante del juego) Viggo Mortensen y David Morse en «The Indian Runner». De esta manera es mejor, porque le da a la película un sentimiento de continua sorpresa y descubrimiento.

Deja un comentario