Que de Series Peliculas Monrovia, Indiana (2018) rese√Īa de la pel√≠cula

Monrovia, Indiana (2018) rese√Īa de la pel√≠cula

La pel√≠cula aterriza en algunos lugares. Su escuela secundaria, donde la banda de m√ļsica toca el tema de ¬ęLos Simpson¬Ľ y un entrenador de baloncesto relata los d√≠as de gloria de la NCAA, tiene un auditorio que lleva el nombre del legendario entrenador Branch McCracken. Si has visto la pel√≠cula de ficci√≥n ¬ęHoosiers¬Ľ, sabr√°s lo en serio que Indiana se toma el baloncesto.

La película también visita con frecuencia las reuniones del consejo de urbanismo, donde hay muchas discusiones acaloradas sobre bocas de incendio, bocas de incendio que no funcionan instaladas en una subdivisión que parece haber despertado muchas sospechas entre los residentes, antiguos habitantes de la ciudad, etc. .

Adem√°s: un cami√≥n carga una gran cantidad de ma√≠z, va a otra instalaci√≥n, arroja este ma√≠z a alg√ļn tipo de mecanismo de conversi√≥n; la c√°mara solo muestra, nunca dice, as√≠ que, a menos que sepa lo que se hace aqu√≠, el proceso es completamente un misterio.

Nadie habla de pol√≠tica a nivel nacional. Trump nunca se menciona. Al final, hay una feria callejera donde la pel√≠cula se demora en calcas racistas y sexistas que vende un vendedor, pero por lo dem√°s hay muy pocos comentarios que se acerquen a la editorializaci√≥n. Esto podr√≠a sorprender a los espectadores que esperaban que un cineasta urbano como Wiseman viniera y se burlara de los estadounidenses promedio. Pero el propio Wiseman es tambi√©n la √ļltima persona en llamar ¬ęmetas¬Ľ a sus pel√≠culas, porque no lo son. Es m√°s que su punto de vista es multifac√©tico, sofisticado, connotando una perspectiva profundamente sentida pero no obvia.

El retrato de Wiseman revela un vacío sutil y no forzado que se vuelve devastador. Sus representaciones de la actividad en algunos restaurantes, incluida una pizzería, en la calle principal de la ciudad, muestran una vida social / cívica nerviosa y deslucida. Por alguna razón, la ciudad parece agotada de energía.

La pel√≠cula tambi√©n habla de la muerte. Su escena final es la de un funeral, desde la homil√≠a simp√°tica pero a veces untuosa de un pastor hasta el funeral. Los disparos largos y despiadados de la retroexcavadora y el cami√≥n volquete moviendo tierra sobre la parte superior de la tumba despu√©s de que se ha bajado el ata√ļd y los dolientes esparcidos son inquietantes. Wiseman, que suele tener una c√°mara, supervisa la mezcla de audio y edita sus pel√≠culas, tiene ahora 88 a√Īos; a pesar de su evidente falta de subjetividad, la pel√≠cula parece preocupada por la mortalidad de una manera que tiene poco que ver con su tema aparente. Espero que Wiseman est√© bien y feliz trabajando en su pr√≥xima pel√≠cula. Pero hay una implicaci√≥n de voluntad aqu√≠ que hace que ‚ÄúMonrovia, Indiana‚ÄĚ sea √ļnica de una manera conmovedora.

Deja un comentario