Monsters University (2013) rese√Īa de la pel√≠cula

La historia comienza con un breve pr√≥logo que establece a Mike como un joven monstruo. No es lo que llamamos natural. Es un estudiante modelo, uno de esos monstruos que saca buenas notas pero carece de esa chispa que marca los talentos especiales. Sully, el gran juerguista azul que Mike conoce en la universidad, es todo lo contrario. Es el hijo de una familia aclamada por su habilidad multigeneracional para asustar, que abarca toda la vida bajo su nombre. Pero Sully es uno de esos tipos para quienes el √©xito parece ser f√°cil. Cuando Mike y Sully intentan participar en el ¬ęPrograma de miedo¬Ľ de la escuela al ganar el concurso anual de miedo del campus, para evitar terminar en una carrera ¬ęaburrida¬Ľ como hacer latas de gritos, sus fortalezas y debilidades se vuelven claras. Mike quiere ser un aterrador campe√≥n de todos los tiempos como un ni√Īo regordete quiere estar en la NBA; hay esperanza para √©l, pero no como √©l cree. Sully es lo opuesto a Mike. Es perezoso e inteligente. No tiene tanta imaginaci√≥n como piensan algunos de sus compa√Īeros de clase, y le aterroriza tanto el fracaso que se ha convertido en una especie de arte esc√©nico autoprotector. (La primera vez que Mike se encuentra con √©l, Sully se apresura a entrar en una clase que ya est√° en curso, sin l√°piz ni papel).

Notar√°s que ya he hablado bastante sobre los dos personajes principales y a√ļn no he hecho un resumen de la trama. Eso se debe a que Sully y Mike son personas tan ricamente dibujadas, tan completamente imaginadas en t√©rminos de psicolog√≠a, lenguaje corporal y actuaciones vocales, que se sienten m√°s ¬ęreales¬Ľ que los h√©roes de acci√≥n en vivo en casi todos los √©xitos de taquilla actuales del verano que puedas nombrar. . Este es un talento espec√≠fico de Pixar y, a pesar de toda la buena voluntad que la compa√Ī√≠a ha generado a lo largo de los a√Īos, todav√≠a no reciben suficiente cr√©dito por ello. Sully es m√°s delgado en esta pel√≠cula que en la primera, y tiene la energ√≠a loca y juguetona del joven Nick Nolte. Mira c√≥mo se desploma hasta la mitad de su costado en las sillas del escritorio del aula o inclina su fuerte mand√≠bula mientras escucha a medias, como un hombre (uh, monstruo) al que le dijeron cuando era ni√Īo que ten√≠a un rostro hermoso y que nunca lo ha olvidado. Mire la postura de mal humor de Mike, su andar permanente y su encogimiento de hombros como si estuviera apartando golpes que nadie hab√≠a pensado en dar antes. Estos y otros toques son maravillosos y contribuyen en gran medida a que la relaci√≥n central sea igual, pero diferente de la amistad de Mike y Sully en ¬ęMonsters Inc¬Ľ.

Los jugadores de apoyo est√°n igualmente vivos. Al igual que los personajes de una comedia cl√°sica de Preston Sturges o Ernst Lubitsch, entran en la pel√≠cula como caricaturas y emergen como individuos completamente formados, el tipo de personas (¬°monstruos!) Miembros de Oozma Kappa, la fraternidad m√°s genial del campus, la √ļnica que lo har√°. Tomemos a Mike y Sully: son un grupo heterog√©neo, los cl√°sicos desvalidos del clich√© de las pel√≠culas deportivas, pero son f√≠sicamente extra√Īos, un mont√≥n de garabatos hinchables. Hay un estudiante aparentemente permanente con un ala de murci√©lago al rev√©s a modo de bigote, un vendedor corpulento que es mayor que algunos de los maestros. Hay una tonter√≠a que es b√°sicamente un par de piernas y una cara (aunque definitivamente puede hacer breakdance). Hay un hombre de dos cabezas cuyas cabezas est√°n discutiendo (una cabeza quiere ser un estudiante de baile, la otra no). Hay una fraternidad de deportistas titulados que intentan reclutar a Sully, con un chef que se respeta a s√≠ mismo cuyo pecho hinchado y cabeza de mel√≥n eclipsa sus piernas de palo, y una hermandad supercompetitiva llena de monstruos risue√Īos que se visten de rosa y parecen alegres e inofensivos hasta que ver que sus ojos se iluminan con una intensidad infernal que asustar√≠a a la propia Medusa.

Deja un comentario