Nada en comĂșn (1986) reseña de la pelĂ­cula

Al principio, conocemos a Hanks y algunos de sus compañeros en la agencia de publicidad. Buscan una gran cuenta aérea y Hanks imagina una campaña en la que Granny vuela para visitar a su familia. (¿Por qué los comerciales en las películas nunca son buenos?) La compañía estå dirigida por un buen muchacho con una mente de plomo, pero su hija, interpretada por la terrible Sela Ward, adora la campaña de Hanks. Ella también lo ama, por lo que hay una pelea entre la glamorosa morena y la otra novia de Hanks, la bronceada Bess Armstrong.

Conocemos este tipo de películas. Creemos que sabemos a dónde va esto. Entonces Hanks recibe una llamada telefónica. Sus padres se separan después de años de matrimonio. Intenta hacer malabares con dos vidas: lo que sucede en la oficina y lo que sucede en su corazón, mientras trata de desentrañar el misterio de la vida de sus padres.

Su padre, interpretado por Jackie Gleason, es un vendedor al final de su carrera. Su madre (Eva Marie Saint) ha apoyado al anciano durante años de tratamiento silencioso, pero ya no puede soportarlo. Cuando Hanks comienza a salir con Gleason, por primera vez en años, se da cuenta de que su viejo estå triste, amargado y enfermo.

Depende de Ă©l, el llamativo publicista de Michigan Avenue, ayudarla.

Gleason proporciona el centro de gravedad de la pelĂ­cula, en un papel que fue escrito con algo de coraje y que no estĂĄ comprometido. He aquĂ­ un hombre que ha vivido en silencio, con el resentimiento como compañero constante, durante años. “Eres el Ășltimo chico que pensĂ© que vendrĂ­a por mí”, le dice a su hijo, y realmente lo hace. No es un cascarrabias con corazĂłn de oro; a veces es francamente repugnante y la pelĂ­cula no lo sentimentaliza. Es por eso que se gana su final tan efectivo.

Pero el final no parece pertenecer al resto de la pelĂ­cula.

Dos elencos de personajes parecen estar en guerra en esta pelĂ­cula. La mitad de los personajes son refugiados de una obra de Eugene O’Neill, y el resto son de Second City. Nada en comĂșn tiene cosas buenas: buenas ideas, buenas lĂ­neas de diĂĄlogo, buenas actuaciones. Pero aquĂ­ hay una pelĂ­cula donde el tĂ­tulo lo dice todo.

Deja un comentario

Reseña de la película The Forbidden Room (2015)

Su Ășltima pelĂ­cula es «The Forbidden Room», codirigida con Evan Johnson. Incluso para los estĂĄndares de Maddin, es una carrera bastante loca en todos los aspectos, comenzando por su concepto.

Rompiendo a las chicas (2013) reseña de la película

Babbit y uno de sus guionistas, Guinevere Turner, son viejos profesionales de la programaciĂłn de televisiĂłn por cable y obras pioneras en el cine independiente y queer. Turner coescribiĂł los

Para la reseña de la película y el resumen de la película de Roseanna (1997)

El devoto esposo se llama Marcello (Jean Reno), como podría ser, ya que ese es el tipo de papel que Marcello Mastroianni podría haber desempeñado mientras dormía. Es un simpåtico