Out Stealing Horses (2020) reseña de la película

Si eres como yo, puede que te resulte difĂ­cil permanecer emocionalmente involucrado en el progreso de Trond, ya que el tono de la adaptaciĂłn del escritor y director Hans Petter Molland cambia abruptamente a escenas frĂ­as de 1999 y flashbacks a medias de 1948, siendo este Ășltimo un ingrato mezcla de romanticismo almibarado y estoicismo a distancia. Molland («Cold Pursuit», «En orden de desapariciĂłn») a veces logra un equilibrio emocional difĂ­cil, pero «Out Stealing Horses» rara vez es tan difĂ­cil como satisfactorio.

La mayor parte de la tediosa pesadez de la pelĂ­cula se puede atribuir a la abrumadora necesidad de Molland de hacernos respetar (o tal vez simplemente vincularnos) al anciano Trond, cuya reserva que define el carĂĄcter estĂĄ mĂĄs que establecida cuando Ă©l, que vive en una cabaña sueca en 1999, se despierta y descubre que la nieve se ha filtrado a travĂ©s de las ventanas de su cabina. La esposa de Trond muriĂł en un accidente automovilĂ­stico tres años antes, pero mientras Ă©l conducĂ­a en ese momento, no es realmente indiferente al respecto. «Estaba conduciendo», nos dice a travĂ©s de una narraciĂłn de voz en off tĂ­picamente cortada. “No me siento culpable. Solo perdida.

EstĂĄ bien, pero ÂżcĂłmo estĂĄ y por quĂ© ahora? El pasado de Trond proporciona algunas respuestas, pero solo despuĂ©s de que Ă©l, que todavĂ­a tiene 67 años, comprueba si hay un ruido en su patio delantero e inesperadamente se encuentra con Lars (BjĂžrn Floberg), un vecino. En ese momento, Lars estaba buscando a su perro. «MatĂ© a un perro una vez», dice Lars. “Me prometĂ­ a mĂ­ mismo que nunca volverĂ­a a hacerlo. Este inquietante encuentro hace que Trond recuerde el verano de 1948, cuando tenĂ­a 15 años y su padre era el centro de su universo. Trond recuerda haber visto a su padre arrancando cardos de su cĂ©sped y luego poniendo sus antebrazos hinchados en la mesa de la cena: «Dolerå».[
]TĂș decides cuĂĄndo te va a doler. Trond tambiĂ©n recuerda cuando la terquedad de su padre provocĂł inadvertidamente un incidente de tala que dejĂł lisiado a uno de los padres de su vecino. Porque, naturalmente, “yo decido cuĂĄndo cortar la madera”. Y de esa manera lenta y indirecta, Trond tambiĂ©n recuerda haber conocido a Lars cuando era niño, aunque ninguno de los dos le dio mucha importancia. «SĂ© quiĂ©n eres», dijo Lars. «Yo tambiĂ©n sĂ© quiĂ©n eres», dijo Trond. «PensĂ© que sí», responde Lars. Tengan una buena charla, chicos.

Los flashbacks de Trond tampoco revelan mucho sobre el personaje de Santelmann, ya que el anciano rara vez se muestra mĂĄs tierno que su exterior duro. En una escena inusualmente emocional, besa a Trond y lo anima a dejar ir su dolor. «No puedes usarlo para nada», dijo papĂĄ. Esta cita es generosa, aunque reveladora: los flashbacks de Trond no son su forma de lidiar retrospectivamente con el tipo de emociones complejas que no se permitĂ­a sentir cuando era mĂĄs joven. Realmente, «Out Stealing Horses» estĂĄ mĂĄs preocupado por cĂłmo el anciano Trond ahora ha aceptado que no puede, y tal vez realmente no necesita aceptar su pasado. Él tiene el control, como dice su padre, pero eso no tiene por quĂ© ser un signo de represiĂłn personal. LĂĄstima, porque a menudo se ve asĂ­, especialmente cuando sucede algo traumĂĄtico y / o emocionante (cuidado con esos pequeños huevos de pĂĄjaro, las rodillas desnudas de esta dama y esa pistola cargada tambiĂ©n).

Deja un comentario

Reseña de la película The Basketball Diaries (1995)

Por supuesto, el libro de Carroll fue mås que eso; tocó una nota personal, la de un niño que, a pesar de su sufrimiento, trató de convertir su experiencia en

Motherless Brooklyn (2019) reseña de la película

El producto final es otro noir moderno en la línea de «Chinatown», «Los dos Jakes», «¿Quién engañó a Roger Rabbit», «Mulholland Falls» y tantos dramas televisivos de época centrados en

RevisiĂłn y resumen de la pelĂ­cula de maquillaje (2020)

Ruth (Windsor) llega a una remota comunidad de vacaciones de Cornualles en medio de la noche. AquĂ­ es donde su novio de toda la vida, Tom (Joseph Quinn), trabaja durante