Que de Series Peliculas Pat Garrett y Billy the Kid (1973) reseña de la película

Pat Garrett y Billy the Kid (1973) reseña de la película

Se supone que debemos determinar la motivación de todos nosotros mismos, supongo; El vínculo masculino de Pat con Billy es la psicología de la historia, y aparentemente admira al forajido por hacer realidad sus fantasías. Garrett, por su parte, eligió la ley y el orden: «Este país estå envejeciendo», dice, «y yo pretendo envejecer con él». El diålogo, de Rudy Wurlitzer, a veces tiene un tono åspero y agradable, pero nada se mueve; las escenas estaban ahí; el final no es ninguna sorpresa, pero tampoco la historia.

La película muestra signos de estar mal cortada después del final de Peckinpah. Se detiene en dos horas, lo cual es inusual para las grandes producciones de Peckinpah; eso es todo lo que la mayoría de los estudios pueden hacer para mantenerlo en 140 minutos. Algunos de los actores enumerados en los créditos nunca aparecen, lo cual es otra mala señal. En particular, estaba buscando a uno de mis favoritos, Dub Taylor, que interpretó al padre de CW Moss en «Bonnie and Clyde». Dub no es un hombre fåcil de perder en una película, pero no pude encontrarlo.

Otro factor alarmante es que se acreditan hasta seis publicadores. No asistentes de ediciĂłn, sino editores; establece un rĂ©cord en la actualidad, creo. Supongo que hubo una discusiĂłn sobre la forma final de la pelĂ­cula, y Peckinpah y MGM juntaron a los editores durante la batalla. Uno pensarĂ­a que los ejecutivos habrĂ­an entendido que su Ășnica oportunidad era lanzar la pelĂ­cula como lo hizo Peckinpah; El pĂșblico estaba mĂĄs interesado en la nueva pelĂ­cula de Peckinpah que en otra portada de Billy the Kid.

Billy es interpretado en la película por el cantante y compositor Kris Kristopherson, quien lanzó aquí una carrera masculina creíble. Tiene un encanto amable y discreto. Bob Dylan interpreta a un personaje llamado Alias ​​y debería haber usado uno. Su presencia en la pantalla la hace sentir como una víctima de bromas pesadas que involucran polvos picantes. James Coburn es genial y confiable, como siempre, como Pat Garrett, y hay una galería de elenco de personajes pícaros y un lindo cameo de Katy Jurado.

Dos escenas en particular nos recuerdan la visiĂłn de Peckinpah: una cuando Garrett y un hombre en la orilla del rĂ­o comienzan accidentalmente un insignificante intercambio de planes, y otra cuando Garrett espera en un columpio a que Billy termine de tener relaciones sexuales antes. Para matarlo. De lo contrario, la pelĂ­cula no genera mucho entusiasmo y la canciĂłn principal de Bob Dylan es simplemente horrible.

Deja un comentario

Related Post