Que de Series Peliculas Perros locos e ingleses (1971) reseña de la película

Perros locos e ingleses (1971) reseña de la película

Cocker parece tonto en el picnic, pero los escenarios musicales son la mejor versiĂłn de rock desde «Woodstock». El sonido es de primera categorĂ­a, por un lado, y el director Pierre Adidge tiene una idea de por quĂ© Cocker electriza a la multitud. DespuĂ©s de «Gimme Shelter», que perdiĂł todo el interĂ©s de Mick Jagger, me sentĂ­ aliviado de que Adidge tuviera una idea instintiva de la personalidad de Cocker, dentro y fuera del escenario. A Ă©l tambiĂ©n le gusta mucho la mĂșsica.

La comitiva parece estar pasando un buen rato. Las chicas del coro sonrĂ­en mucho, sin afectarse, y te da la sensaciĂłn de que la visita a los 20 pueblos de Cocker debe haber sido divertida, junto con todo lo demĂĄs. La mayorĂ­a de sus grandes canciones («With a Little Help from My Friends», «She Came in Through the Bathroom Window» y la Ășltima «Give Peace a Chance») tienen una especie de renacimiento que coincide con la enorme banda de 43 miembros.

Una de las maravillas de «Mad Dogs» es la gran diferencia entre las personalidades de Joe Cocker y su guitarrista, pianista y lĂ­der, Leon Russell. Cocker se lanza a su estilo escĂ©nico muy alto, casi espĂĄstico, y luego simplemente lo deja atrĂĄs cuando sale del escenario. Rapea con amigos y es reflexivo, discretamente gracioso, casi tĂ­mido. Russell, inarticulado fuera del escenario, se vuelve casi catatĂłnico mientras actĂșa. Todos en el escenario se azotan unos a otros en un frenesĂ­, y Ă©l mantiene un control tan duro que solo se puede especular sobre las temidas energĂ­as que burbujean debajo.
.

Deja un comentario