Que de Series Peliculas Play It Again, Sam (1972) reseña de la película

Play It Again, Sam (1972) reseña de la película

“Dile que tu vida ha cambiado desde que la conociste”, aconseja Bogie. Allan se vuelve hacia la guapa morena sentada a su lado en el sofĂĄ. Se vuelve hacia Bogie. «¥Ella no caerĂĄ en eso!» Dijo Allan. «¿Oh no?» dijo Bogie. «Prueba y verĂĄs.» Ese es un consejo bastante de alto nivel, pero Allan es un desastre con las chicas. Es un monstruo de cine ordinario, ordinario, que se siente perfectamente en casa en la cueva oscura de un teatro renacentista, mirando la escena en el aeropuerto de «Casablanca». Pero al sacarlo del cine se pone nervioso. Sus amigos intentan llevarla a la playa. «¥Odio la playa! ÂĄOdio el sol!» llora. «¥Estoy pĂĄlido y estoy rojo! ÂĄNo me bronceo, me acaricio!» Puede ver que tiene problemas, incluso con Bogie de su lado. Sus amigos, Linda y Dick, intentan arreglarlo con las chicas, pero Ă©l salpica con demasiada canoa y luego destruye sus muebles en un ataque de indiferencia. DespuĂ©s de un tiempo, comienza a pensar que estĂĄ enamorado de Linda y que a ella le gusta, y Dick todavĂ­a estĂĄ hablando por telĂ©fono haciendo negocios de bienes raĂ­ces.

Todo es un poco menos loco que tu comedia habitual de Woody Allen, tal vez porque «Play It Again, Sam» se basa en la obra de Broadway de Woody, y con una obra es un poco difĂ­cil trabajar en material como una obra de Howard Cosell. juego de un asesinato en AmĂ©rica del Sur. AĂșn asĂ­, a medida que avanzan las comedias, es muy divertido. Woody Allen es uno de esos raros comediantes que entiende que el humor puede basarse tanto en el patetismo como en el sadismo. Mientras los cĂłmics de alta presiĂłn nos abruman con un humor agresivo, Woody estĂĄ en el baño en algĂșn lugar atacado por un secador de pelo.

La idea de utilizar un personaje de Bogart tiene un Ă©xito sorprendente. La imitaciĂłn de Jerry Lacy de Bogie es buena, si no excelente, y la pelĂ­cula comienza y termina con variaciones de ese gran final de “Casablanca”. Eso, y la estructura bastante convencional de la trama de Broadway de la pelĂ­cula, le da mĂĄs consistencia que las pelĂ­culas anteriores de Woody Allen, «Take the Money and Run» y «Bananas». QuizĂĄs la pelĂ­cula tiene demasiada consistencia y la trama es demasiado predecible; esa es una debilidad de las pelĂ­culas basadas en obras de Broadway bien hechas. AĂșn asĂ­, eso no es una queja seria sobre algo tan divertido como Play It Again, Sam «.

Deja un comentario

Related Post