Que de Series Peliculas Playing By Heart (1999) rese√Īa de la pel√≠cula

Playing By Heart (1999) rese√Īa de la pel√≠cula

Por supuesto, hay dolor en el camino. Una de las parejas m√°s conmovedoras est√° formada por una madre (Ellen Burstyn) cuyo hijo (Jay Mohr) se est√° muriendo de SIDA. Sus largas conversaciones en la habitaci√≥n del enfermo contienen la verdad. Y hay un tipo diferente de verdad en los gritos entusiastas de Joan (Angelina Jolie), un robot robot que conoce a Keenan (Ryan Phillippe), un chico al que ama, y ‚Äč‚Äčno puede entender por qu√© tiene fr√≠o y calor con √©l. Jolie se roba la pel√≠cula como una mujer cuyo estilo personal se ha vuelto tan entretenido que puede esconderse detr√°s de √©l.

Otras parejas incluyen a Paul y Hannah (Sean Connery y Gena Rowlands), quienes se acercan a su 40 aniversario de bodas bajo una nube inesperada. Y Meredith (Gillian Anderson), una directora de teatro que intenta salir con Trent (Jon Stewart), un arquitecto. Y Gracie (Madeleine Stowe), que conoce a su amante, Roger (Anthony Edwards), en habitaciones de hotel, luego regresa con su fr√≠o esposo, Hugh (Dennis Quaid). Y vemos a Hugh bajo una luz diferente en una serie de conversaciones de bar profundas y enga√Īosas con Patricia Clarkson, Nastassja Kinski y una drag queen interpretada por Alec Mapa.

Todas estas personas son elocuentes, y algunas de ellas son casuales, y aunque el di√°logo a veces se ve exactamente como un di√°logo, a menudo es entretenido. Me gust√≥ la forma en que la drag queen dice que tiene 29 a√Īos, ¬ęy esos son a√Īos reales, no a√Īos de Heather Locklear¬Ľ. Y la forma en que Keenan le dice a Joan: ¬ę¬ŅQu√© hice para merecer esto?¬Ľ y lo piensa con gratitud, y observa que este es el tipo de l√≠nea que normalmente le lanza alguien que sale por la puerta.

En una pel√≠cula con tantos personajes, no hay tiempo para desarrollarlos en profundidad. Algunos realmente no se registran. Otros que nos gustan por su poder de estrella. Es poco probable que la pareja interpretada por Connery y Rowlands tenga la misma conversaci√≥n que tienen sobre una aventura que Connery tuvo hace casi 25 a√Īos. Esto es especialmente cierto, dadas las circunstancias m√°s urgentes que enfrentan ahora. Pero el afecto entre los dos parece real y hay un momento invaluable cuando Connery se hace pasar por un cachorro.

Deja un comentario

Related Post